Reforma al régimen pensional se volvió urgente

El alto pasivo pensional, la inequidad del sistema y los subsidios otorgados a las pensiones de mayor poder adquisitivo, entre otros problemas, hacen que la reforma al régimen de pensiones de prima media no dé más espera.

El sombrío panorama en este tema fue presentado por el presidente de Asofondos, Santiago Montenegro, durante el panel organizado en el VI Simposio Internacional de Actuaría que se realiza en el Hotel Cosmos 100, en el que aseguró que de los 22 millones de colombianos ocupados, apenas 7,8 millones están aportando al sistema de seguridad pensional.

En el evento, organizado por la Asociación Colombiana de Actuaria con el apoyo de las universidades Nacional, de los Andes, Antonio Nariño, Sergio Arboleda y del Rosario, el directivo gremial defendió el modelo del sistema pensional de ahorro individual y cuestionó los subsidios que otorga el sistema estatal a las pensiones de mayor poder adquisitivo.

El economista y exdirector del Departamento Nacional de Planeación hizo un recuento de la esperanza de vida de la población colombiana y manifestó que mientras hace medio siglo esta apenas llegaba a los 48 años hoy sobrepasa los 80, lo que muestra una tendencia a contar con una población mayor, que deberá recibir una pensión.

Además de la implicación que tendrá esta transición demográfica, el funcionario llamó la atención sobre los efectos de la preocupante informalidad laboral en el país: “de 24,5 millones de personas que figuran en la población económicamente activa, 2,3 millones está buscando trabajo y cerca de 15 millones se encuentran en la informalidad”, aseguró.

En cuanto a la transición demográfica, explicó que hace 50 años en el país había 11 trabajadores por cada adulto mayor, mientras que en la actualidad hay 6,7 trabajadores por cada adulto mayor, y hacia 2030 la proporción será de 4 empleados por un adulto mayor, lo que incrementaría aún más el ya crítico pasivo pensional, que equivale a 4 puntos del producto interno bruto, y haría inviable un régimen de reparto.

Al hacer una comparación con el sistema pensional de España, señaló que en este país declaran 19 millones de habitantes mientras que en Colombia apena lo hacen 2,1 millones.

Por su parte, Fernando Cardozo, funcionario del Ministerio de Hacienda y Crédito Público, manifestó que si bien Colpensiones representa una carga pensional alta, otra carga grande está representada en sistemas ya liquidados, pero cuyos beneficiarios siguen percibiendo sus mesadas.

De igual manera afirmó que otra situación que se mantiene oculta son los fraudes en las pensiones, en los que, advirtió “hay un alto nivel de sofisticación”.

A este aspecto se suman otros casos como los de la heredabilidad de la pensión y las tasas de reemplazos, mencionó Santiago Montenegro.

Respecto a la proyección del sistema pensional, tanto el de prima media que maneja el Gobierno como el de ahorro individual, del sector privado, el profesor Armando Zarruk, del Departamento de Matemáticas de la Universidad Nacional de Colombia (U.N.) y presidente de la Asociación Colombiana de Actuarios (ACA), considera que frente a grandes problemas del país como el de las pensiones los actuarios deben aportar su capacidad y visión técnica para determinar cuál es la reforma más conveniente para garantizar la sostenibilidad del sistema.

En ese sentido, durante el panel también se concluyó que estos especialistas en riesgos deben medir muy bien los riesgos que también incluyen las tasas de interés y los subidios en el régimen de prima media.

El docente, encargado de instalar el VI Simposio Internacional de Actuaría, que congregó a más de 200 participantes en el Hotel Cosmos 100 de Bogotá, invitó a la clase política a contar con el soporte técnico a la hora de formular propuestas de reforma al sistema pensional colombiano.

Cuéntanos lo que piensas

A %d blogueros les gusta esto: