¿Qué significa gestionar exitosamente la pandemia?

Y al mundo le llegó una pandemia ¿De repente? No, ya la OMS, muchos médicos y científicos habían advertido que esto podía pasar ¿Con qué enfermedad? Pues eso era lo que no se sabía. En el 2005 la Organización Mundial de la Salud (OMS) desarrolló el documento: “ALERTA EPIDÉMICA Y RESPUESTA: Lista de verificación de la OMS del plan de preparación para una pandemia de influenza”. La OMS sabía que se trataría de una enfermedad respiratoria y que estábamos muy cerca de vivir esta situación que hoy enfrenta el planeta.

El documento tiene redactado un prefacio que parece una predicción de lo que está sucediendo 16 años después, pero no es un premonición espiritual, es ciencia, gracias a la ciencia se pueden generar escenarios frente a sucesos que son factibles.

En este documento, la OMS en 44 páginas hace una guía básica para que los gobiernos y las comunidades sepan como enfrentar una pandemia. Para que entiendan en que consiste prepararse para un pandemia y qué se debe hacer.

¿Los países estaban preparados? Es una respuesta ambigua, es un sí, porque por lo menos en papel ya estaba escrito todo. Es un no, cuando un país no conoce el documento, no le interesa la ciencia y sus gobernantes hacen un proceso de negación y desestimación frente a lo que ocurre. Y esto último es lo ocurrió y está sucediendo con la humanidad.

Muchos países no supieron de entrada como aplicar los protocolos y no existió una comprensión de la importancia de ellos, le restaron importancia al tapabocas, así como a otras medidas.

En la página ocho de documento citado la OMS de manera objetiva lo plantea,  lo dice: “Sería poco realista para cualquier país, a menos que cuente con una población muy pequeña y con infraestructura y burocracia centralizadas, considerar que se puede preparar y poner en práctica un plan antipandémico detallado e integral en pocas semanas, o aun en pocos meses. Las dos razones principales son que se precisa de un enfoque multisectorial y que se debe hacer que la comunidad participe”.

Desde que esto comenzó, de acuerdo a la Universidad Johns Hopkins, ha fecha de hoy se han contagiado 173 millones de personas y han falleció 3.71 millones de seres humanos alrededor del mundo. Las repercusiones del SARS-CoV-2 no son solamente a nivel de salud pública, las implicaciones han tocado a las personas a niveles multidimensionales, económica y socialmente, en su interacción, relaciones personales, salud mental y salud física no derivada de la covid-19.

Las implicaciones que la pandemia tiene en la vida de los habitantes de un país, son consecuencia directa de la gestión que hacen los gobernantes de los recursos durante esta pandemia y sobre todo de las decisiones que toman para frenar el contagio y las políticas de salud pública que aplican dentro de sus territorios.

El manejo adecuado de los brotes dentro de los territorios constituye el +éxito de la recuperación económica de un país. Ambas variables son directamente proporcionales, si falla el control de la pandemia con políticas de salud muy blandas, se afecta directamente toda la economía de los individuos y de la nación, es como un efecto dominó.

La triste realidad es que la gestión de la pandemia a nivel mundial y principalmente en cada país a dependido del capricho de cada gobernante. De su sensatez y racionalidad. Existen países que han fracasado rotundamente en la gestión de la pandemia, y esto se refleja en el número de contagiados, fallecidos y en la economía del país.

Mandatarios que al inicio de la pandemia le restaron importancia, muchos han desestimado la ciencia, ignorado de plano todas las indicaciones médicas y científicas, promoviendo el negacionismo.  Lo cual ha tenido como consecuencia que la ciudadanía rechace el uso del tapabocas y que no entiendan la importancia del distanciamiento social, no aceptando estas políticas, generando un desorden social.

Asimismo, han desvalorizado la importancia de las cuarentenas como una estrategia exitosa para el control de los brotes, también menospreciando otras políticas de salud pública que han sido muy exitosas en otros lugares del mundo, como los protocolos de rastreo y seguimiento de contactos de los contagiados.

Los países que han fracasado de manera estrepitosa en la gestión de la pandemia son:

Estados Unidos

Con 33 millones de contagiados y 596 mil fallecidos de acuerdo a los datos entregados el día de hoy por la Universidad Johns Hopkins. Aunque actualmente este país recuperó el rumbo debido a la gestión del actual presidente Joe Biden.

El anterior mandatario, Donald Trump, hizo un proceso de negación de la pandemia y como consecuencia a esto, se presentó una escalada de desinformación entre la población, información falsa promovida desde la presidencia que colocaron en riesgo la vida de muchos ciudadanos.

Esta desafortunada gestión golpeó de manera contundente la economía del país. La tasa de desempleo del 2020 fue de 13.3%, de acuerdo a la Oficina de Estadísticas Laborales (BLS, en inglés). Antes de la pandemia las cifras de desempleo de la nación norteamericana no llegaban a los dos dígitos, los tres años anteriores no superó el 4.4% de tasa de desempleo.

Lo preocupante dentro de una pandemia es que afecta de manera contundente a los más pobres y vulnerables. Esta afectación grave a las minorías y los vulnerables se da en todos los sentidos, por ejemplo, los afroamericanos presentaron una tasa de desempleo de 16.8%, los latinos de 17.6% y los asiáticos de 15%, según los datos suministrados por BLS.

India

Con 28 millones de contagiados y 344 mil fallecidos, a fecha de hoy. La situación de este país es dramática. La mala gestión que se está dando a la pandemia convirtió  a India en la crisis y epicentro mundial del SAR-CoV-2.

El panorama es aterrador, los datos estadísticos no muestran la crisis humanitaria que allí se vive. Las personas mueren en las puertas de los hospitales sin recibir ninguna atención médica, los familiares abandonan a sus enfermos en los pasillos de los hospitales y ya no hay donde enterrar ni cremar los cuerpos de los fallecidos. Parece una película apocalíptica, pero tristemente esa es la realidad actual de India.

Ocurrió algo similar que con Estados Unidos, el primer ministro indio, Narendra Madi propició un discurso negacionista, desinformación, mentiras y ausencia absoluta de planes de contingencia.

De igual forma, la economía de este país asiático fue duramente golpeada y no presenta síntomas de recuperación ni a coro ni a largo plazo. Teniendo en cuenta que la crisis sanitaria está en su punto más álgido.

De acuerdo al Banco Mundial, el desempleo cerró en India en un 7.1%. Antes de la pandemia este país presentaba en promedio tasas de desempleo de 4%. Se estima que las repercusiones económicas sean aún más devastadoras en este 2021.

Brasil

Con 16 millones de contagiados y 471 mil fallecidos a fecha actual. Este país suramericano ha tenido un comportamiento en las cifras y en el manejo de la pandemia similar al de India. Y también es otro de los países que es un epicentro de preocupación mundial sobre la evolución del SAR-CoV-2 en esta nación.

Jair Bolsonaro, presidente de Brasil, a demás de hacer procesos de negación y de desinformación similares y peores a los de sus homólogos de India y Estados Unidos, ha rechazado rotundamente la implementación de protocolos de cuarentenas, distanciamiento social y uso de tapabocas.

Casi que se podría decir que Bolsonaro ha enfocado sus esfuerzos para agudizar la pandemia en Brasil. Saboteó el trabajo del ministerio de sanidad, impidiendo la elaboración e implementación de protocolos, investigación, divulgación de datos, tratamientos médicos e incluso la compra de vacunas.

Del mismo modo, prohibió en los diferentes estados las leyes que hacían obligatorio el uso de tapabocas, el distanciamiento social y las cuarentenas.

Las consecuencias de todo esto son las alarmantes cifras en crecimiento del número de enfermos y fallecidos, así como también el declive en su economía. Brasil cerró el 2020 con un desempleo del 13.67%. Tuvo un aumento de dos puntos porcentuales entre 2019 y 2020, las cifras fueron respectivamente de 11.3% y 13.67%, de acuerdo al Banco Mundial.

Estos dos puntos porcentuales de aumento demuestran que tener abierta la economía como sino estuviera ocurriendo nada, no ayuda a un país y a sus ciudadanos durante una pandemia. Sin personas no existe economía, y so la salud de los ciudadanos está afectada esto se refleja inmediatamente en la economía de un país.

Pero, así como existen estos tres nefastos casos de países con una desastrosa gestión de la pandemia, encontramos naciones que son un ejemplo a seguir para otros países. Y que demuestran que la implementación disciplinada de protocolos, las cuarentenas bien implementadas y una adecuada gestión de cierre de fronteras permite sostener y recuperar muchos sectores de la economía y sobre todo proteger la vida y salud de sus ciudadanos.

Vietnam

Este país asiático con una población de 96 millones de personas, el doble de habitantes que Colombia. Que tiene 1300 kilómetros de frontera terrestre con China, país donde se originó la pandemia.

Antes de la pandemia, Vietnam tenía una economía mucho más débil que la de Estados Unidos (por supuesto), Brasil, India y Colombia. Y a pesar de esto, de no contar con amplios recursos públicos para gestionar una pandemia, este país ha implementado políticas y protocolos de salud pública que hoy destacan esta nación como una de las mejores en el manejo de la pandemia.

¿Qué ha hecho Vietnam?

Una estrategia de prohibición de vuelos. Entrar a Vietnam no es sencillo. Ya no existe el turismo extranjero en este país asiático. Son pocas las formas para ingresar al país, sólo pueden ingresar los vietnamitas que estén en el exterior, profesionales médicos o de ayuda especializada y profesionales de alta capacitación certificados para trabajar en empresas.

El gobierno vietnamita entendió que el virus se extiende a través de los viajeros. Los aviones fueron los que convirtieron una epidemia en China en una pandemia. Por lo tanto, una de las primeras medidas que tomó este país asiático fue el cierre de fronteras aéreas y terrestres.

Si cumples alguno de los tres requisitos mencionados anteriormente puedes ingresar a Vietnam, pero siguiendo estrictos protocolos. Debes presentar un certificado médico y una RT-PCR negativa, luego de ingresar el visitante es llevado en autobús particular, en el que viaja solo hasta uno de los hoteles autorizados para hacer una cuarentena que puede durar entre 15 y 21 días.

Los hoteles autorizados para esto, siguen estrictos controles y protocolos. El huésped tiene prohibido salir de la habitación, la alimentación es llevada hasta su puerta, al cuarto no ingresa ningún empleado para hacer el aseo, le toman la temperatura al huésped por lo menos una vez al día y durante la estadía dentro del hotel en cuarentena el viajero debe realizarse, por lo menos tres pruebas RT-PCR.

Siguiendo este aislamiento de manera estricta, y con las tres pruebas RT-PCR negativas, el visitante puede salir del aislamiento a otro hotel, en el que debe a los tres días realizarse otra prueba RT-PCR, que debe salir negativa para que pueda estar de manera libre en Vietnam.

Walter Nocua, colombiano, visitante en Vietnam en los meses de abril y mayo de este año, contó a este medio los protocolos de aislamiento, la manera estricta y disciplinada con la que son ejecutados dentro de los hoteles autorizados para los aislamientos de los visitantes.

La persona que visite Vietnam debe correr con todos los gastos que implica un aislamiento estricto en un hotel autorizado, así como el costo de todos las pruebas RT-PCR requeridas.

Cuando ya se está libre de aislamiento, en las calles de Vietnam el protocolo principal es el uso de tapabocas en lugares públicos.

Esta estricta reglamentación de ingreso de visitantes al país, ha logrado que en una nación de 95 millones de personas sólo existan, desde el inicio de la pandemia hasta la actualidad, 6900 contagios y 47 fallecidos. Lo cual, como se mencionó en párrafos anteriores suena inverosímil porque este país comparte 1300 km de frontera con China.

Vietnam es un país en desarrollo, con un sistema de salud precario, acorde al nivel económico y de desarrollo de esta nación. Esto hace que sea sorprenderte la cifra de solo 47 fallecidos en todo lo que va de la pandemia.

Según la OMS, en Vietnam hay 8 médicos por cada 100 mil habitantes, por lo tanto, es un éxito rotundo la estrategia implementada. Los protocolos estrictos de ingreso, así cómo también un agresivo rastreo y clasificación de los contagiados, teniendo la capacidad de aislar grandes poblados, comunidades, barrios y edificios.

Sin lugar a dudas ha sido clave el éxito de la gestión gubernamental, que ha manejado con la población una comunicación clara y exitosa, para que los vietnamitas comprendan el virus y sus implicaciones. También, el apoyo y soporte a todas las sugerencias médicas y material científico.

La campaña comunicativa sobre el virus ha sido clara y eficaz, evitando con esto la desinformación, las fake news y los procesos ciudadanos de negacionismo. Npuyen Phu Trong, el presidente de Vietnam asumió desde una perspectiva médica y científica la pandemia dentro del país, y esto ha sido la clave del éxito en esta nación asiática.

Vietnam no ha tenido que implementar largas cuarentenas masivas como Colombia, que por ejemplo, sufrió una cuarentena de casi 3 meses. Los cierres en Vietnam han sido de 15 días o un mes de manera focalizada. Pero, la disciplina de aislamiento ha permitido la recuperación económica de manera rápida.

Para 2020, la tasa de desempleo en Vietnam fue de 3.3% de acuerdo al Banco Mundial. Es un porcentaje muy bajo, principalmente atravesando una pandemia y una política estricta de cierre de fronteras. En 2019, la tasa de desempleo fue de 2.2%, lo que quiere decir que sólo aumento un punto porcentual.

Vietnam es como un unicornio dentro de los países que han manejado la pandemia y que al compararlo con Nueva Zelanda y Australia, la gestión de esta nación asiática es aún más sorprendente porque no cuenta con la infraestructura y recursos que si tienen estos dos países.

Al comparar la gestión de la pandemia de Vietnam frente a Colombia, pues se nota claramente la nefasta política pública en salud implementada en Colombia.

Vietnam duplica la población de Colombia, comparte frontera con China y es un país con una economía más débil que la colombiana, y aún así el manejo de la pandemia ha sido exitoso.

Colombia con 45 millones de habitantes, presenta a fecha de hoy, 3 millones de contagiados y 90 mil fallecidos. Realizó una cuarentena, hipotéticamente, estricta por tres meses de marzo a junio de 2020, luego un desescalonamiento de la cuarentena y una apertura paulatina de los sectores de la economía.

Pero con fronteras completamente abiertas, prácticamente sin restricciones de ingreso, el país estuvo seis meses sin exigir la prueba RT-PCR negativa a los visitantes. Esta flexibilidad y absoluta falta de control del ingreso de los visitantes ha logrado que Colombia sea actualmente el décimo país con peor manejo de la pandemia, de acuerdo a la Universidad Johns Hopkins.

Y Colombia es la prueba fehaciente que tener un país abierto al mundo, sin restricciones y sin políticas estrictas de aislamiento no garantiza la recuperación de la economía. A los mandatarios se les olvida, que no existe economía sin personas, que un pueblo enfermo es un pueblo improductivo.

El país cerró con una tasa de desempleo en el 2020 de 15.9%, mas alta que todos los países citados en esta columna, que tuvo un dramático incremento porcentual de 5.4 puntos porcentuales. En 2019, la tasa de desempleo fue de 10.59%, de acuerdo a DANE.

¿Qué necesita Colombia? Seguir los pasos de Vietnam y Australia. Un cierre de fronteras estricto, aislamientos focales, políticas públicas claras y estrictas. Paradójicamente, hoy Colombia enfrenta el pico más alto y difícil de la pandemia y la decisión del gobierno es abrir el país completamente como si nada estuviera ocurriendo ¿Qué nos depara el futuro? ¿Nos convertiremos en la India latinoamericana?

Un comentario en «¿Qué significa gestionar exitosamente la pandemia?»

Cuéntanos lo que piensas

A %d blogueros les gusta esto: