Hoy: Los jóvenes

Mientras que las empresas envejecen, están surgiendo los jóvenes del hoy, o sea las nuevas generaciones, con sus formaciones. Tienen como telón de fondo, un sistema económico el que está preocupado por el tema de la producción. Siendo las empresas, receptoras de “crisis” económicas. Conformándose un gran desafío que golpea fuertemente en el manejo de la actual situación socio-económico-cultural. Constituyéndose en un problema para los gobiernos. Las preocupaciones tienen que ver con: a) la formación de las nuevas generaciones; b) la transformación  de las empresas.

La transición de la Escuela al Trabajo nunca ha sido fácil. Pero actualmente tiene una complicación adicional, como resulta del hecho de que la falta de actualización en los conocimientos necesarios para la integración a la economía de los jóvenes, es una debilidad que se evidencia más, especialmente en países con sistemas económicos menos desarrollados (o “emergentes”).

Alfredo Oliveros. Egresado como Contador Público de: Universidad de la Rep. del Uruguay y Universidad de Buenos Aires (Argentina). Master en Economía Internacional de la Universidad de Belgrano (Argentina). Docente en Economía en distintas Universidades de América Latina. Contratado como asesor por distintos Gobiernos de América y asesor de distintos programas del BID (Banco Interamericano de Desarrollo)

Si bien La problemática del joven, estuvo siendo considerada en la ONU (Naciones Unidas), a través de Foros de la Juventud del ECOSOC, los resultados no fueron totalmente auspiciosos.

Durante el encuentro de dos días, al comienzo del 2017, se  busco definir el papel activo que pueden desempeñar los jóvenes en la implementación de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, con especial atención a la incorporación de usos innovadores de las herramientas de comunicación y las redes sociales.
Durante la apertura del evento, el Secretario General de la ONU, Antonio Guterres, agradeció en un mensaje de video la participación de los líderes juveniles y destacó que su presencia refleja la preocupación por los problemas que padecen como la pobreza, el desempleo, el cambio climático y las desigualdades e injusticias. Sin embargo, también enfatizó que se encuentran a la vanguardia del progreso en sus diferentes papeles como empresarios, activistas o líderes comunitarios y les nombró agentes promovedores del cambio. Cabía esperar de esa participación, algo más de compromiso de la ONU.

Por su parte, el presidente del ECOSOC, Frederick Musiiwa Makamure Shava, destacó la mejora en la calidad de la educación y la formación de los jóvenes como un elemento clave para las satisfacer las necesidades actuales del mercado de trabajo.

El tema del futuro del joven está en adelantarse al cambio, para lo que se debe estar preparado en  ello. Dándole y usando la capacidad que debe tener un emprendedor y que es lo más difícil de  encontrar. Los jóvenes son los depositarios de nuestro futuro de ilusión y esperanza.  Contratar jóvenes, permite a los emprendimientos enfrentar los retos.

Cuéntanos lo que piensas

A %d blogueros les gusta esto: