Modelo mundial de desarrollo está causando contaminación

“Se está imponiendo un modelo de desarrollo en el que importa la ganancia pero no la salud de las personas y del planeta”.

Así lo afirmó Javier Valencia, profesor de la Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales de la Universidad de Caldas, en conversación con el Instituto de Estudios Urbanos (IEU) de la Universidad Nacional de Colombia (U.N.), después de analizar el reciente informe de la Comisión sobre Contaminación y Salud de la revista médica The Lancet.

De acuerdo con este reporte, “la contaminación es la mayor causa ambiental de enfermedad y muerte prematura en el mundo de hoy”, pues en 2015 causó nueve millones de muertes prematuras, lo que representa “tres veces más muertes que por sida, tuberculosis y malaria combinadas, y 15 veces más que en todas las guerras y otras formas de violencia”.

Al respecto el doctor en Derecho Ambiental señaló que aunque las cifras son nuevas y alarmantes, las alertas sobre las consecuencias de la contaminación en el mundo se han venido reportando desde hace más de 40 años.

Según el docente, estos niveles son el resultado del modelo de desarrollo que se está imponiendo en el mundo: “si el planeta es saludable, también lo serán los seres humanos. La contaminación es un atentado contra la vida misma, es decir que los convenios mundiales ni los instrumentos jurídicos internacionales con los que se cuenta hoy no han sido suficientes”, manifestó.

En su opinión, la responsabilidad recae en la voluntad política, pues las condiciones jurídicas están dadas en todo el mundo, pero por parte de los estados no se han implementado medidas de control eficientes para contrarrestar la contaminación y los efectos que esta trae para la población.

Sobre este aspecto, el estudio afirma que “la contaminación en los países de bajos y medianos ingresos, causada por las emisiones industriales, las emisiones de los vehículos y los productos químicos tóxicos, se ha pasado por alto, en particular, en las agendas internacionales de desarrollo y de salud mundial”.

Pobreza y vulnerabilidad

El informe también establece que “la contaminación mata desproporcionadamente a las personas en condición de pobreza y vulnerabilidad. Casi el 92 % de las muertes relacionadas con la contaminación ocurre en países de bajos y medianos ingresos, y en países de todos los niveles de ingresos, las enfermedades causadas por la contaminación son más prevalentes entre las minorías y los marginados”.

El académico explicó que esto sucede “primero, porque la normativa ambiental es más flexible en estos países; segundo, porque estos tienen menos capacidad institucional para hacer los controles; tercero, tienen sistemas de salud más débiles, y cuarto, no tienen capacidad investigativa para hacer evidente estas problemáticas”.

Por su parte, los investigadores del informe indican que, “a pesar de sus efectos sustanciales en la salud humana, la economía y el medioambiente, se ha descuidado la contaminación, especialmente en países de ingresos bajos y medianos, y los efectos de la contaminación sobre la salud están subestimados en los cálculos de la carga mundial de morbilidad”.

Contaminación en Colombia

Según un reporte del Departamento Nacional de Planeación (DNP, mayo 2017), los costos en la salud asociados con la degradación ambiental (contaminación del aire tanto urbano como interior y deficiencias en la cobertura de servicios de agua potable, saneamiento básico e higiene) ascienden a 20,7 billones de pesos, equivalentes al 2,6 % del producto interno bruto (PIB) de 2015, relacionados con 13.718 muertes y cerca de 98 millones de síntomas y enfermedades.

El informe asegura que en el mundo las enfermedades relacionadas con la contaminación causan pérdidas de productividad y reducen el PIB en países de ingresos bajos a medianos hasta en 2 % por año.

En este sentido, el profesor Valencia afirmó que si se conectara el informe de The Lancet con otros que se han hecho sobre contaminación del aire y el agua en diferentes países del mundo, como el del DNP en Colombia, “el número de personas que mueren sería más alarmante y esto es una consecuencia de la forma de vida que estamos llevando en el planeta”, dijo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *