Saltar al contenido
Inicio » Blog » El canciller de Austria, investigado por un caso de corrupción, apeló a la presunción de inocencia

El canciller de Austria, investigado por un caso de corrupción, apeló a la presunción de inocencia

El canciller de Austria, Sebastian Kurz, investigado por un caso de corrupción, apeló hoy a la presunción de inocencia y se mostró a favor de dar continuidad al Gobierno de coalición, después de que la Justicia llevara a cabo registros en la sede de su partido, el Partido Popular Austríaco (OPV) y en varios despachos de la Cancillería.

Luego que la Fiscalía de Austria informara ayer que Kurz es sospechoso de haber usado fondos gubernamentales para asegurarse una cobertura mediática favorable, el canciller mantuvo hoy una reunión en el Palacio de Hofburg con el presidente del país, Alexander Van der Bellen, a la que calificó el encuentro de “bueno” y “con confianza”, sin dar más detalles, informó la agencia de noticias Europa Press.

Sí señaló que se le deba aplicar la presunción de inocencia y confirmó que quiere mantener la coalición con el Partido Verde, ya que el Gobierno se enfrentó “bien” a la pandemia de la Covid-19, entre otros logros.

No obstante, aseguró que el OPV está “preparado para todos los escenarios”, infromó el diario local Der Standaard.

Durante la jornada, el vicecanciller y líder del Partido Verde de Austria, Werner Kogler, anunció conversaciones con Van der Bellen y los partidos políticos del país con representación parlamentaria para “discutir cómo proceder”, después de las acusaciones que pesan sobre Kurz y su círculo más cercano.

“Tenemos que trabajar juntos para garantizar la estabilidad y una aclaración, es por eso por lo que me gustaría saber cómo proceder”, señaló Kogler en una serie de mensajes publicados a través de su cuenta en la red social Twitter.

Kogler insistió en la necesidad de que los hechos se “aclaren por completo”.

“Esto es lo que espera la gente en Austria”, afirmó antes de asegurar que la coalición gobernante no puede volver a sus funciones y que la capacidad de Kurz “está cuestionada en este contexto”.

“Tenemos que garantizar la estabilidad”, agregó.

Los registros se llevaron a cabo en el marco de una investigación por presuntos delitos de corrupción.

Está relacionada con unas encuestas que supuestamente encargó el Ministerio de Finanzas de Austria en las que Kurz y el Partido Popular Austríaco salían favorecidos y que aparecieron en un grupo de medios del país.

Los investigadores creen que la cartera de Finanzas desvió dinero para los sondeos que, a juicio del fiscal, estaban “exclusivamente motivados para el avance político del partido”. Su publicación en el grupo mediático estuvo acompañado de una cooperación publicitaria de más de 1,1 millones de euros.

El grupo mediático rechaza las acusaciones. Kurz está acusado de incitar al pago de sobornos, mientras que varias personas de su círculo más cercano están acusadas del pago de los mismos, entre los que destacan, entre otros, sus estrategas de medios de comunicación Johannes Frischmann y Gerald Fleischmann.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *