Megatendencias que cambiarán al Mundo

(Extraído de “Tecnologías y capacidad para traspasar las fronteras del ser humano” de Helena Herrera)

En el siglo XXI tres tendencias tecnológicas convergen y tienen el potencial para generar el mismo tipo que se produjo en el pasado.

Alfredo Oliveros. Egresado como Contador Público de: Universidad de la Rep. del Uruguay y Universidad de Buenos Aires (Argentina). Master en Economía Internacional de la Universidad de Belgrano (Argentina). Docente en Economía en distintas Universidades de América Latina. Contratado como asesor por distintos Gobiernos de América y asesor de distintos programas del BID (Banco Interamericano de Desarrollo)

La primera de ellas es la BioConvergencia o intersección de las tecnologías  biológicas, físicas y de computación. Ello nos permite fabricar cosas utilizando los principios materiales y procesos de la naturaleza  sin renunciar a los avances de la tecnología digital, Y es que la creciente preocupación por la sostenibilidad de nuestro modelo de producción y consumo requeriría un enfoque  de este tipo (por ejemplo, el 75% de los elementos de la tabla  periódica están en un Smartphone). En ese sentido, la fabricación inspirada en la naturaleza (como las baterías de iones de litio hechas con semillas de alfalfa y resina de pinonos permite manejar e imitar los procesos y materiales naturales, creando bienes personalizados para los diferentes mercados locales y grupos de población. Algún día podremos incluso hacer el “backup” de todo Internet en un único gramo de ADN.

Otra de las tendencias es le denominada “Empresa sin Fricciones”, en la que los contratos de comprar y los bienes físicos hechos a medida son tan instantáneos como la transferencia de datos de hoy en día. Y es que las tecnologías convergentes también nos ayudarán a ganar eficiencia en las empresas y en la forma de vender y distribuir productos. De hecho en la próxima década varias tecnologías disruptivas (que incluyen la inteligencia artificial “blockchain” y el Internet de las Cosas) se combinarán para transformar los procesos de negocio que hasta ahora se han resistido a la transformación digital desde la creación automatizada y rápida de productos a  través del diseño generativo a los contratos inteligentes y la negociación autónoma. Todo ello permitirá que el montaje y empaquetado de productos esté cada vez más cerca del consumidor.

Continuará…

Cuéntanos lo que piensas

A %d blogueros les gusta esto: