LOS OSCARS YA TIENEN DUEÑO

El pasado Domingo 24 de febrero, se entregaron en el teatro Dolby de Los Ángeles (California), los Premios de la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas de Hollywood, mediáticamente conocidos como los Oscars, que anualmente galardonan lo mejor de lo mejor en cuanto a producción cinematográfica, estadounidense e internacional, durante el periodo correspondiente al año inmediatamente anterior a la respectiva premiación.

Soy Comunicador Social y Periodista. Especialista en Convivencia y Conflicto. Consultor de Fichas Técnicas del Cine Internacional en Festival De Cine De Cartagena Ficci. Asumo una Perspectiva critica, del mundo a mi alrededor. “Geek”

Durante la ceremonia del pasado Domingo se produjeron diversas anécdotas y curiosidades, que dinamizaron una ceremonia tradicionalmente larga y dispendiosa, que para rematar este año carecía de un anfitrión o un humorista encargado de amenizar la velada, debido a que la Academia en meses recientes no pudo hallar a un comediante o comedianta que basara su humor en la corrección política y la santurronería, que identifican y encorsetan a este evento tan mediatizado en Estados Unidos como en el resto del mundo.

La velada del pasado Domingo fue abierta oficialmente por la legendaria banda rockera británica Queen, quien junto a su joven vocalista Adam Lambert, interpreto el dúo de canciones “We will Rock You” and “We are the champions”, que hicieron levantar de sus asientos a todos los presentes del auditorio Dolby, quienes se apartaron brevemente del glamour y el estilo tan característicos de los Oscars, para aplaudir a rabiar a una banda icónica que este año fue tema de conversación debido al exitoso estreno de la cinta “Bohemian Rhapsody”, que se centra en la vida y obras del extinto vocalista de la banda Freddie Mercury (Q.E.P.D.), quien al final del dúo de canciones interpretadas por los miembros sobrevivientes de Queen, apareció reflejado en la pantalla gigante del escenario del Dolby, como un tributo a su incomparable legado musical que hasta el día de hoy no ha sido siquiera igualado.

Al carecer la reciente velada de Oscars de un anfitrión o Host cómico, todos los presentadores de las determinadas categorías trataron de fungir como figuras de entretención, antes de anunciar los nombres de los nominados y el respectivo ganador de cada categoría, fue particularmente divertida la intervención de las tres ex­-comediantas del show de TV “Saturday night live”: Tina Fey, Amy Poehler y Maya Rudolph, quienes se explayaron con un hábil monologo de humoristas inyectado de sarcasmo e ironía, que lleno de vigor al inicio de la ceremonia.

En referencia a los ganadores de la noche, los triunfos de “Roma” (Mejor Cinematografía, Mejor Pelicula Extranjera, Mejor Director) la película mexicana del deslumbrante cineasta Alfonso Cuaron, además de merecidos fueron totalmente equilibrados y justicieros, pues “Roma” a pesar de contar una historia sociológica y etnocentricamente muy mexicana, habla de emociones y sentimientos con los que pueden identificarse espectadores cinematográficos de todo el mundo. Además de que “Roma” supone” un auténtico parteaguas dentro de la producción cinematográfica de alcance global, y con reconocimiento en las premiaciones de Hollywood, pues fue una obra financiada mayoritariamente por la plataforma de descargas por internet NETFLIX, que priorizo su exhibición y difusión a través de las pantallas de ordenador, en vez de por las salas de cine tradicionales y acostumbradas a exhibir cine como hasta ahora se ha hecho.

Por otra parte, los triunfos de “Green Book” (Mejor Actor de Reparto, Mejor Guion Adaptado, Mejor Pelicula) fueron inesperados, pero no exentos de mérito y razón de ser. “Green Book” es una película que habla sobre las relaciones interraciales en el sur segregado de los Estados Unidos durante los 60s, que no guardan mayores diferencias con la misma discriminación que se ve en la época actual. Premiar a “Green Book” con el Oscar a Mejor Pelicula fue como una apuesta facilista por parte de la Academia, que no se arriesgó a premiar a una película que no se haya rodado según los cánones del Hollywood tradicional, sino que prefirió decantarse por premiar a una cinta políticamente correcta y sin mucha controversia, tanto dentro de su rodaje como durante su exhibición en las acostumbradas salas de cine.

Los éxitos de “Black Panther” durante la ceremonia de Oscars (Mejor Vestuario, Mejor Escenografía, Mejor Banda Sonora), fueron un espaldarazo tácito de la Academia al cine producido por Marvel y al cine de super-héroes en general, pues una cinta que no recibió mayores bombos publicitarios ni mucha difusión propagandística, triunfo en rebasar la marca de los mil millones de dólares de recaudación tan solo en Estados Unidos, además de convertirse en un auténtico fenómeno sociológico interracial por su elenco y equipo de producción, mayoritariamente afro. Los triunfos en los Oscars de “Black Panther” además de merecidos, fueron celebrados por toda la industria del entretenimiento en general, pues suponen un apoyo incondicional de los jefes de la industria hacia el cine de super-héroes, y toda la mitología iconográfica que lo rodea y lo caracteriza.

Finalmente, la Pelicula más premiada de la noche de Oscars fue “Bohemian Rhapsody” que se llevó a casa cuatro estatuillas (Mejor Edición de Efectos de Sonido, Mejores Efectos de Sonido, Mejor Edición, Mejor Actor), lo cual engrandece aún más el impacto cinematográfico-global que tuvo su estreno el pasado mes de noviembre. Es de destacar dentro de las múltiples virtudes de “Bohemian Rhapsody”, la labor interpretativa de su Oscarizado actor Rami Malek, quien supo captar cada gesto y cada manierismo físico-actitudinal del fallecido cantante rockero Freddie Mercury (Q.E.P.D.), y fue justamente premiado con un mas que merecido Premio de la Academia, por su dedicación indudable al encarnar a un auténtico coloso del genero Rock.

Los Oscars del presente año ya pasaron, y ya se inicia la cuenta regresiva para los Premios de la Academia del próximo año, cuando las pasiones de los fans y cinéfilos alrededor del mundo se volverán a confundir con el exigente criterio de los miembros de la Academia de Hollywood, en una lucha de gustos y disgustos que le trae una competitividad al arte cinematográfico que no debería tener, pues: EL ARTE JAMAS DEBE COMPETIR ENTRE SI, y EL ARTE JAMAS DEBE IMPONERSE UNO POR ENCIMA DEL OTRO!!!. HASTA SIEMPRE CINEFILOS, Y JAMAS COMPITAN ENTRE SI POR SUS PROPIOS GUSTOS Y ELECCIONES!!!.

Ariel Daza

Cuéntanos lo que piensas

Next Post

Costos ocultos del Brexit (II)

Dom Mar 3 , 2019
Las tecnologías que impulsan los cambios del Brexit: (datos masivos, aprendizaje automático, cadena de bloques, Internet de las cosas, materiales avanzados, computación cuántica e impresión 3D); son complejas, esotéricas y profundamente disruptivas. Para aquellos de nosotros que operamos en sectores que se están rehaciendo debido a estas innovaciones, el ritmo […]
A %d blogueros les gusta esto: