Guía para “componer” un reggaetón

Cuando escucho las canciones de mi madre me doy cuenta que ella creció en un mundo mejor que el actual. Un mundo donde la poesía era música y donde la gentileza era un valor de moda.

En mi casa, gracias a Dios, nadie escucha reggaetón. Así que vivo lejos de esa “música”. Navego entre otras notas y letras gratas para los oídos, que tocan una parte de tu alma.

Las letras de otros géneros musicales, balada, vallenato, salsa, bachata, rock, rap… te inspiran, te puedes identificar en ellas porque reflejan situaciones de tu vida, producen sentimientos en ti, sean alegres o tristes, pero bellos y sobre todo sanos.

Sólo por la música puedo decir que todo tiempo pasado fue mejor.

No sé de qué parte del infierno salió el reggaetón, bueno ¿Cómo podría saberlo? No he tenido el “placer” de conocer el infierno ni de recibir un tour como el afortunado Dante Alighieri. Para ser sincera es un tour que preferiría no recibir.

Pero sí estoy segura que el reggaetón es un invento demoníaco, tiene que serlo ¿A quién más se le ocurriría tal despropósito? Es una manera efectiva de corromper la sociedad y lograr que los valores valgan menos que un bolívar. El reggaetón tiene que ser un invento del demonio, definitivamente.

¿Se podría considerar el reggaetón como música? Los expertos en el tema dicen que no. Para que se ilustren más al final de este post les dejo unos videítos al respecto.

Antes que se me olvide debo decir que no toda la música actual es reggaetón, sería injusto afirmar esto. Todavía hay muchos ángeles creando música. El problema es que casi no suenan en la radio. No están de moda, la gente prefiere oír reggaetón. Bueno eso es lo que sucede por estas latitudes caribeñas latinoamericanas. No sé si por otras latitudes el asunto sea diferente. Sería interesante leer que pasa en otros lugares hispanoparlantes.

La otra música, la que no es reggaetón o no está reggaetonizada  se ahoga en la parrilla de programación de las emisoras.

Gracias a Dios existe internet y Spotify, que por lo menos nos permite  oír música de verdad. Encontrar que oyen en otros lugares y sumergirnos en el maravilloso mundo de acordes e instrumentos. En letras mágicas que tocan el alma.

Seguramente no todos los reggaetones serán monstruosidades infernales, deben existir algunas excepciones (como en todo) pero por lo menos yo aún no las conozco.

Maluma

Maluma

Me pregunto ¿Cómo hacen los reggaetoneros para declarar su amor a alguien a través de una canción? No he encontrado hasta ahora ningún reggaetón que te permita decirle a alguien con música que lo amas con toda tu alma, que su mirada paraliza tus fibras y que su sonrisa detiene tu universo. Mi experiencia reggaetonera es nula pero en mi ardua búsqueda en Spotify no encontré nada decente. Busqué también en el dial y sólo me horroricé.

Descubrí cosas como “Lo que tienes tú” de Max Pizzolante:

“Cuando sueno el boom boom, tu cuerpo hizo boom boom Wooow

Amor a primera vista. Desde ese  momento te marqué en la lista,

Te monte la vista, así como un animal. Dando vueltas para irte a cazar

Me acerqué con calma por detrás y no dejabas de bailar

Es que a mí me gusta como mueves la cintura. Te vas bajando con tremenda sabrosura

Vamo’ a hacer maldades, vamo’ a hacer locuras. Mami tu eres candela pura”

Y créanme ese no fue el peor que encontré, de hecho fue el más sano y decente. De acuerdo a esto ahora los hombres se enamoran de como  mueven las mujeres el “boom boom” al bailar (supongo que reggaetón). Ya no enamora la sonrisa  y los hombres no te envían flores sino que te “marcan en la lista” y “te montan la vista como un animal”.

Adefesios como estos le dedican hoy por hoy muchos hombres a las mujeres. Definitivamente debemos estar cerca del fin del mundo.

Ahora bien ¿Con qué canciones mi papá enamoró a mi mamá? ¿Qué canciones utilizó mi padre para decirle a mi madre que la amaba? Le hice la pregunta, ella tomó un CD y me colocó una de tantas, “Como yo te amo” de Raphael. Dice así:

Como yo te amo. Como yo te amo. Olvídate, olvídate

Nadie te amará. Nadie te amará. Nadie, por que

Yo! te amo con la fuerza de los mares. Yo, te amo con el ímpetu del viento

Yo, te amo en la distancia y en el tiempo. Yo, te amo con mi alma y con mi carne

Yo, te amo como el niño a su mañana. Yo, te amo como el hombre a su recuerdo

Yo, te amo a puro grito y en silencio. Yo, te amo de una forma sobrehumana

Yo, te amo en la alegría y en el llanto. Yo, te amo en el peligro y en la calma

Yo, te amo cuando gritas cuando callas. Yo te amo tanto yo te amo tanto yo”

Con esta letra puedo entender perfectamente porque mi mamá se enamoró de mi papá ¿A  quién no enamora una canción así? Te dice que te ama con la fuerza de los mares, no que te montó la vista como un animal. Les cuento que de esta canción también hay una versión nueva de Gloria Trevi. Fantástica por cierto.

¿Qué letras me enamoran a mí? Hay tantas, que evidentemente no son reggaetón. De otros tantos géneros maravillosos. Por ejemplo, Andrés Cepeda “Lo mejor que hay en mi vida”:

“Cuando no quede en este mundo una persona que te quiera

Aquí estaré para decirte que te espero hasta que muera

Y te repito una y mil veces para mí no estás prohibida

Quien va a prohibirme que te entregue lo mejor que hay en mi vida

Quien me puede prohibir que te extrañe cuando faltas

Es que yo no se fingir y si no estás no tengo alas

Quien me puede prohibir que por ti pierda la calma

Quien me puede prohibir que te regale mi alma”

Al final del post les colocaré otras canciones que me enamoran, para que los admiradores las tengan en cuenta 😉

Estas sin son letras que te mueven las fibras, que te llegan al alma.

Que te guste o no el reggaetón no tiene nada que ver con la edad. No faltará algún lector reggaetonero que diga “esa es una cincuentona aburrida”… de los cincuenta estoy décadas lejos. Muchos, muchísimos de mi edad (por no decir todos) tienen su playlist llena de reggaetón, pero existimos algunos que no. Creo que las chicas como yo estamos en vía de extinción.

Cuando veo a un hombre de mi edad tomando licor y escuchando reggaetón, elevo una plegaria a Dios, rogándole que se apiade de mí y NUNCA me enamore de unos de esos especímenes.

Ahora volviendo a la música. Olvidémonos de como lucen Max Pizzolante, Raphael y Andrés Cepeda. Escuchemos sus voces ¿Quién canta de verdad? No hay punto de comparación entre Max, Raphael y Andrés.

La voz de Max (con todo respeto) suena como una cucarachita de alcantarilla comparada con la potente voz de Raphael y su magistral técnica vocal.

Si la comparamos con la voz de Andrés, la de Max sigue sonando a cucaracha de alcantarilla. No puede competir con esa preciosa voz de Andrés Cepeda, que es romántica y nostálgica, sus palabras danzan al compás de la melodía.

Raphael y Andrés sí son música. Son guitarras, violines, arpa, piano, saxo, bajo, chelo… es composición musical de verdad, es arte. El reggaetón es una “melodía” repetitiva, la misma siempre, sin ningún trabajo creativo, es hueca… vacía.

Nuevamente debo decir que no sólo la balada está llena de letras que mueven el alma, también los otros géneros, el vallenato, la salsa, la ranchera, el rock… todos son música de verdad.

Por cierto, sé que el nombre de este artículo es “Guía para componer un reggaetón”. Déjenme decirles que vilmente los engañé, no tengo ni idea de cómo se compone un reggaetón. Me declaro incompetente para componer semejante atrocidad. Aunque deduzco que debe ser muy sencillo, no hay que emplear muchas neuronas para hacerlo.

Así que si me leíste esperando aprender a componer un reggaetón perdiste tu tiempo. Pero espero, sinceramente, con mi humilde escrito haberte exorcizado de esa “música” del demonio.

¿Qué opinan los músicos de verdad sobre el reggaetón?

Otras versiones geniales de “Como yo te amo”.

Canciones que me enamoran

Un comentario

  • Ignota Andrómeda

    El planeta tierra está involucionando y la música es un reflejo de ello. Por cierto me encantó tu post.

Cuéntanos lo que piensas