Desplazados por fenómenos meteorológicos, superan a los que lo son por conflictos

Hace unos pocos días se realizó un encuentro en Marrakech para examinar la situación de las migraciones mundiales. La COP 24 examinó las medidas posibles de ayuda, para los países que deban enfrentar desplazamientos poblacionales masivos, pautados –entre otros- por: carencia de agua, inundaciones, tempestades y elevación del nivel del mar.

Alfredo Oliveros. Egresado como Contador Público de: Universidad de la Rep. del Uruguay y Universidad de Buenos Aires (Argentina). Máster en Economía Internacional de la Universidad de Belgrano (Argentina). Docente en Economía en distintas Universidades de América Latina. Contratado como asesor por distintos Gobiernos de América y asesor de distintos programas del BID (Banco Interamericano de Desarrollo)

Mme. Warner responsable de las cuestiones de migraciones del Secretariado de la Convención de Naciones Unidas sobre los cambios climáticos (CCNUCC), señaló que el impacto va creciendo cada vez más. “por ejemplo, si Ud., es un agricultor y tiene insuficiencia de las mismas durante largos periodos, no solo corre el riesgo de perder el acceso a la alimentación, sino que además pierde el correspondiente al resto de la familia.”

El desafío dado, bajo las circunstancias referidas, obliga a buscar los medios de reducir el daño y asegurar la dignidad de las personas amenazadas en razón del cambio climático.  En materia de planificación, por ejemplo, incluir en el financiamiento lo que posibilite equiparse de una manera adecuada para establecer el análisis de riesgos. Posibilitando la elaboración de la cartografía correspondiente, que permita reconocer las zonas de los futuros problemas. Otra recomendación estará dada para crear mecanismos que faciliten el conocimiento y la difusión a los posibles impactados, en  todos los análisis que se practiquen. O sea, introducir la transparencia, para estar en el tema.

Se reitera un concepto ya emitido, el del Transporte, que emite un 25% de todos los gases que actúan en la atmósfera con efecto invernadero. Además estando  en una progresión de crecimiento. Se menciona que para el 2040, sería el doble del actual.

.Hoy se está impulsando un desarrollo del medio de transporte eléctrico y se supone que lo hace, sustituyendo al uso motor de combustión, lo que favorecería la reducción de la emisión. Aunque lo será, en la medida que se administre la demanda de electricidad con cuidado en cuanto al origen de la misma,  De no ser así, por problemas de tecnología, un transporte dependiendo de la electricidad producida a partir de combustibles fósiles, podría agravar el problema y no resolverlo.

El carbón como contaminante alcanzó su techo en 2013 y desde entonces su uso ha caído en forma sostenida. Sin embargo en 2017 y 2018 se ha vivido un repunte.”Este cambio es una de las principales razones del incremento en las emisiones del 2018, apuntan los investigadores del “Global Carbon Project”. Y la mayor alza del uso del carbón se da en China e India. En EE. UU. pese a las declaraciones de Trump en defensa del uso del carbón, disminuyó el mismo y se han cerrado desde 2010, más de 250 usinas térmicas alimentadas con este combustible.

Hoy más que nunca es de recibo el criterio recomendado por el premio Nobel Nordhaus:” La receta fundamental para paliar el cambio climático, es que gobiernos, empresas y hogares paguen, un precio por las emisiones de carbono que realmente incluya el daño que generan esas emisiones (en términos de contaminación o afectación de la salud pública)”. No olvidar que las bases de la actual lucha contra el cambio climático deben estar operativas en 2020, con reglas claramente definidas.

En la formulación de este material se ha utilizado informes de la “Global Carbon Project” y comentarios escritos por Manuel Planelles en colaboración para EL PAIS

Cuéntanos lo que piensas

A %d blogueros les gusta esto: