Colpensiones, el calumniado y ultrajado por más de dos décadas por las cuatro hermanas

Desde la Ley 100 de 1993 creada por el nefasto gobierno (en lo económico y social) de Gaviria, que fue un vulgar copia y pegue (plagio) del método chileno, si ningún tipo de estudio técnico ni evidencia empírica (idealizado en el libre mercado y su mano invisible) y  de sus supuestos beneficios, los cuales eran que con cuentas individuales invertidas en diferentes portafolios, la gran mayoría en  fondos pasivos y una mínima parte con fondos activos, se crearon las AFP (Administradoras de Fondos de Pensiones y de Cesantías). Argumentando que funcionaban mejor que el antiguo Seguro Social (hoy Colpensiones) con los siguientes beneficios:

1) Que generan igual o mayor rentabilidad, por consiguiente, la mesada pensional es igual o más alta que la de hoy Colpensiones, antiguo Seguro Social.

2) También se engañó a las personas diciendo que Colpensiones se podía quebrar y que, con las AFP, se podían pensionar más rápido. Pero esto se demostró que no es cierto, si no por el contrario, al crear el régimen de ahorro individual se perjudicó gravemente el sistema de seguridad social de Colombia y a los futuros pensionados en su bienestar (menos tasa de reemplazo) como se explica a continuación:

Antes de la Ley 100 de 1993 el Sistema de Prima Media colombiano que lo representa hoy Colpensiones, era sostenible porque por cada colombiano pensionado había en promedio 8 a 9 trabajadores formales que estaban cotizando, lo que permitía que con sus aportes se podían cubrir las pensiones si ningún pasivo pensional.

Pero esto cambia cuando:

  • Entro en vigor la Ley 100
  • Los trabajadores formales disminuyeron con las reformas al sistema económico y mercado laboral

Se empezó a generar un pasivo pensional porque muchas personas se pasaron de Colpensiones (antiguo Seguro Social) a las AFP con los argumentos expuestos en párrafos anteriores, quedándose Colpensiones con los pensionados y los fondos privados con lo cotizantes, disminuyendo la proporción en Colpensiones, la cual es actualmente un pensionado por 1,5 cotizantes.

David Pinto Cataño. Economista y profesional en Finanzas y Negocios Internacionales. Catedrático universitario.

Colpensiones tiene 2.505.274 cotizantes de los cuales 1.397.650 son pensionados, volviéndose insostenible el Sistema de Prima Media con un déficit de aproximadamente 35 billones de pesos que salen del presupuesto nacional. Pero de estos, aproximadamente, 25 billones de pesos pertenecen a regímenes especiales, que no están bien fondeados, ejemplo rama judicial (magistrados), que hace regresivo el sistema con subsidios a los más ricos, también hay que tener en cuenta que por un tiempo no se permitió afiliaciones nuevas al Régimen de Prima Media.

Este fue el primer perjuicio que se creó al país, con un sistema de seguridad social deficitario que paso de tener sostenibilidad financiera a ser desprovisto de ella, con cargo al presupuesto nacional que aumentó el déficit fiscal de la nación, que sin efecto SAR-COVID 2 está alrededor de 3,5%.

Una de las mentiras más dichas a los usuarios, un sistema con información deficiente y asimétrica, en donde la mayoría de los agentes económicos, en este caso las familias toman malas decisiones por esa asimetría de información. Siendo esto un mercado imperfecto y un monopolio antinatural, fallando los principios con los que se creó, es que las pensiones iban a ser más altas que las del Régimen de Prima Media. Cuando la realidad demuestra lo contrario, que la mesada pensional (tasa de reemplazo) es de 20% IBL (Ingreso Base de Liquidación).

Es decir, el ingreso de un pensionado de AFP es el 25% de lo que ganaba, mientras en Colpensiones la tasa de reemplazo es entre 65% y 70% de IBL, es decir, en Colpensiones la mesada pensional es en promedio 65% de la media de los ingresos de los últimos 10 años de los salarios de los trabajadores.

Esto lo han evidenciado la primera generación de pensionados de las AFP, que son 187.522 mil personas pensionados, de los 6.111.720 millones de cotizantes en este régimen, por eso muchas personas cada vez más quieren cambiarse al régimen de prima media.

¿Y por qué sucede esta situación? Porque gran parte de la rentabilidad se queda en las manos de las cuatro hermanas que administran el régimen, que son: Porvenir, Protección, Colfondos y Skandia. Que funcionan como un oligopolio creado por el Gobierno, no dejando entrar al mercado a otros fondos nuevos, corredores de renta variables y renta fija nacionales e internacionales.

Para nada funciona como un mercado de competencia perfecta, como se argumentó al momento de su creación, que la competencia brindaría mejores beneficios a sus afiliados, como se explica a continuación:

En las AFP la rentabilidad promedio es de un 7% anual, de los cuales se cobra un 4% en promedio anual (Entre las cuatro hermanas, alguna cobra un poquito más y otra un poquito menos) de comisión de los rendimientos de los ahorros de sus afiliados.

Además del 16% de cotización que realizan sus clientes a esto hay descontarle los gastos de funcionamiento (1,3 %) y seguro previsional (1,7 %), que son iguales a 3%, más 1,5 % de solidaridad para el adulto mayor.

Esto ocasiona que los rendimientos que produce el sistema de cuenta de ahorro individual, los fondos de pensiones se queden prácticamente con todas las utilidades, mientras en el Régimen de Prima Media las utilidades que son obtenidas por Colpensiones se devuelven a sus clientes, por medio de mayores tasas de reemplazo, como se dijo anteriormente giran alrededor de 65% IBL.

Los fondos privados funcionan como pirámides, en donde sus egresos son más altos que sus ingresos, donde las cotizaciones (pagos) se realizan mucho antes que la prestación de los servicios, que son pago de la mesada pensional que devuelven aproximadamente 25 años después, lo que le permite que con 16.617248 millones de afiliados las AFP puedan obtener 3,5 billones de utilidades en promedio cada año.

Además, internacionalmente este tipo de fondos, que en esencial son pasivos o fondo indexados, por ejemplo, pueden utilizar el índice S&P500. Normalmente este tipo de fondos cobran entre 0% a 0,45% de comisión, pero la protección que tienen del Estado por medio de las leyes les permite este funcionamiento de tipo cartel, esto hace que de momento este tipo de pirámides funcionen, porque apenas hay un 3,06% de pensionados en su sistema, que equivale a 187.522 personas de los 6.111.720 millones de afiliados, pero entre 30 años esto es muy difícil que suceda.

También tiene el gran riesgo que no sea viable por un desplome del mercado bursátil colombiano y del mundo, como está pasando ahora mismo y que Colpensiones (el patito feo) tenga que salvar a las cuatro hermanas con los recursos de los impuestos de los colombianos y sus cotizantes.

Con esta crisis los fondos de este tipo en el mundo han perdido entre -8% y -16% de rentabilidad, por esto fue que el presidente sacó el Decreto número 558 del 15 de abril, para lanzar un salvavidas a Sarmiento y compañía, dueño (padre) de las cuatro hermanas.

Pasando los 20.000 afiliados con un salario mínimo de $950.657 pesos bajo la modalidad de retiro programado, que para este tipo de ingreso es la modalidad menos rentable y produce más perdidas. Y que supuestamente las AFP cubrirán con un mecanismo especial de pago, que no es claro y una formula igualmente extraña que genera muchas dudas de que los fondos privados asumirán los faltantes.

Después del escándalo nacional el ministro salió diciendo que es un préstamo al Gobierno Nacional y las cuatro hermanas están indignadas, pero esta indignación se produce después de firmado el decreto por el presidente y después del traslado, antes las hermanas estaban calladas.

Asofondos salió diciendo que no lo necesita y la Superintendencia Financiera parece otro Asofondos, pero pagado por los contribuyentes, salió en defensa de las cuatro hermanas, en realidad el gobierno o mejor dicho los colombianos asumimos sus pérdidas. Esto es lo contradictorio de este gobierno que deja que el motor de la economía se funda, como expliqué en mi anterior columna por este medio.

Por último, las reformas que quiere hacer el Gobierno para acabar con Colpensiones y dejar  a todo el universo  de afiliados  y cotizantes en manos de las cuatro hermanas, con el supuesto que así acaba con el déficit pensional de 35 billones de pesos que está acabando con el presupuesto es mentira; porque si se trasladan 2.505.274 cotizantes que tiene Colpensiones no habrá quien pague las mesadas pensionales del 1.397.650 pensionados de Régimen de Prima Media, haciendo que el déficit aumente aproximadamente en 15 billones de pesos, así que el faltante no sería de 35 billones de pesos sino 50 billones de pesos, que representan el 5% en promedio del PIB. Volviendo insostenible y en vez de bajar el déficit lo aumenta, la única manera de resolver esto y eliminar la regresividad del sistema es:

1) Que Colpensiones maneje las pensiones hasta 4.5 salarios mínimos para aumentar el número de cotizantes, esto cambia la proporción explicada anteriormente.

2)  También hay que aumentar el número de trabajadores formales, es decir de los 22 millones de ocupados aproximadamente que tiene el país, 12 millones son informales, es decir, el 54% (no tienen seguridad social); hay que bajar esta proporción a mediano plazo, para también aumentar el número de cotizantes.

3) Que las cuatro hermanas: Porvenir, Protección, Colfondos y Skandia manejen las pensiones de 4,6 salarios mínimos para arriba, a través de cuentas individuales, pero con una reforma que baje su comisión a lo que cobra el mercado 0% y 4,6%. y que de los aportes de 16% de los cotizantes se disminuyan, sus gastos de administración de las AFP y el % que cobran de seguro.

4) Que los regímenes especiales se acaben, es decir, las personas de esos regímenes empiecen a cotizar en las AFP, menos los militares, que por su profesión no pueden quedarse hasta los 62 años, porque no podrían ejercer esta profesión. Es decir, un sargento primero del Ejército de 61 años, muy difícilmente puede estar en la selva en un combate, igual que un piloto de un caza. Se conservan los fondos porque sería imposible acabarlos por el poder político y económico que tienen las cuatro hermanas hijas de Sarmiento con diferentes madres y tíos y padrinos poderosos.

Cuéntanos lo que piensas

A %d blogueros les gusta esto: