Nuevo Código de Policía requerirá más pedagogía que intimidación

La normativa, que contiene 243 artículos, será aplicada en los próximos seis meses con sanciones pedagógicas, periodo clave para que los ciudadanos y las autoridades promuevan una cultura de convivencia.

BOGOTÁ D. C., 03 de febrero  de 2017 — Agencia de Noticias UN-

Según explica Germán Darío Flórez, docente de la Facultad de Derecho, Ciencias Políticas y Sociales de la Universidad Nacional de Colombia (U.N.), la entrada en vigencia de este nuevo Código deberá estar acompañada de campañas pedagógicas constantes, de manera que el cumplimiento de las normas no venga del miedo ciudadano. De igual manera, las autoridades deben tener la preparación suficiente para hacer cumplir las sanciones sin presentar abuso del poder o invasión a la privacidad.

“Las personas no solo deberán tener temor a ser sancionadas, sino que deben entender por qué su conducta es inadecuada. Este estatuto busca mejorar la convivencia de los colombianos al cumplir unos mínimos comportamientos para recuperar la cultura ciudadana”, añade el docente Flórez.

En su opinión, muchas de las conductas que están reguladas en el Código de Policía y que ahora imponen una sanción a los infractores deberían formar parte de las normas mínimas que tiene una sociedad, como no invadir el espacio público, no hacer necesidades fisiológicas en la calle o no consumir bebidas embriagantes o sustancias psicoactivas en espacios públicos.

Sin embargo, se espera que el nuevo estatuto resulte efectivo, ya que “toca el bolsillo” de los infractores. “Se ha demostrado que no necesariamente cuando se penalizan estas acciones los ciudadanos las cumplen, ya que a muchos no les preocupa la cárcel, pero cuando la economía se ve afectada, ahí sí es posible evidenciar un cambio de comportamiento”, puntualizó.

Temor al abuso de poder

Aunque hasta ahora inició la implementación del nuevo Código ya se ha presentado una serie de demandas en contra de varios artículos ante la Sala Plena de la Corte Constitucional. Centros de estudios jurídicos, congresistas y diversas organizaciones han adelantado acciones jurídicas porque consideran que la normatividad legaliza el abuso policial.

Frente a esto, el docente Flórez explica que el problema radica en que algunos de los miembros de la fuerza pública no tienen la preparación suficiente para mediar con los ciudadanos, quienes se han vuelto escépticos de su labor.

“La preocupación está relacionada con el aprovechamiento del poder por parte de las autoridades, pues son normas que pueden llegar a violar el orden constitucional y las demandas impuestas hasta ahora pueden prosperar”, agregó.

Cuando alguna norma se declara inconstitucional pierde credibilidad por parte de las personas acerca de la legalidad de dichos códigos.

Valor del poder sancionatorio

El poder sancionatorio que viene con el nuevo Código de Policía es clave para que los ciudadanos cumplan, puesto que contempla el cobro de intereses por mora, cobros coactivos y medidas penales por fraude a resolución judicial o administrativa.

Si luego de 90 días el infractor no cancela su multa se da inicio a un cobro coactivo que incluye los intereses de mora. Esto, sumado a que la persona quedará reportada en el Registro Nacional de Medidas Correctivas, que continuamente es consultado por entidades públicas para hacer contrataciones. Incluso las sanciones pedagógicas quedarán reportadas en dicho Registro.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *