Saltar al contenido
Inicio » Blog » La Universidad y la Buena Gobernanza

La Universidad y la Buena Gobernanza

Se ha desarrollado a través de algunas estas últimas columnas, conceptos vinculados con la “Gobernanza”. Entendiendo por tal, como el actual arte o modo de gobernar que tiene como propósito, la consecución del desarrollo económico, social e institucional duradero, instando al sano equilibrio entre el Estado, la Sociedad Civil y la Economía del Mercado. Eso requiere la participación de   instituciones públicas, privadas y del tercer sector. Siendo  fundamental  la “Universidad”.

Alfredo Oliveros. Egresado como Contador Público de: Universidad de la Rep. del Uruguay y Universidad de Buenos Aires (Argentina). Máster en Economía Internacional de la Universidad de Belgrano (Argentina). Docente en Economía en distintas Universidades de América Latina. Contratado como asesor por distintos Gobiernos de América y asesor de distintos programas del BID (Banco Interamericano de Desarrollo)

Va quedando atrás las tres primeras “Revoluciones Industriales”, como ser: las iniciadas con: la máquina de vapor, la electricidad y los ordenadores .Lo que promovió, en su inicio, un fuerte desencadenamiento socio-cultural-productivo. La cuarta revolución industrial, se podrá caracterizar por el desarrollo paralelo de tecnologías aparentemente independientes, pero con un potencial de cambiar al Mundo. Se trata –inicialmente- de: la realidad virtual; la inteligencia artificial; la genética; etc. Su  futuro es  todavía algo utópico, pero  se vislumbra, en su desarrollo, como un proceso de grandes desafíos.

Las nuevas tecnologías provendrán de diferentes dominios, haciendo difícil reconocer, donde estarán las oportunidades y los riesgos. Esos desafíos estarán planteados por  los numerosos cambios significativos que, rápidamente se deberán  gestar. Será, entre otros, el caso de la necesaria formación y difusión de los nuevos sistemas de: “Trabajo”, “Capacitación” e “Investigación”, Los dirigentes del mañana,  requerirán una estructuración  acorde al logro de  los esperados futuros objetivos.

Las Universidades son las principales instituciones que dispone la sociedad para formar los dirigentes de ese mañana. Pero ahí  aparece una preocupación, dichas entidades deberán  desarrollar una capacidad de evolucionar con rapidez. Se ha señalado, por parte de los actuales sectores de la sociedad, que la mayoría de las Universidades  se mantienen sin cambios, desde hace muchos años. Pero ahora se torna crucial desarrollar un acercamiento institucional. El mismo, debe incluir no solamente los fundamentos de las renovadas disciplinas. También es necesario, que se haga con la mayor rapidez y considerando el desafío de no solo incluir las bases de las nuevas disciplinas, debiendo agregar, además,  el seguimiento de  aspectos de técnicas humanistas, para preservar el impulso que este cambio  generará en: la Sociedad,  el Gobierno, y el Mundo.

El éxito del nuevo Mundo dependerá de la Universidad, ya que la enseñanza superior  tiene un serio compromiso de participar, hoy más que nunca, en  ese futuro. Buscando considerar, no solo en la adecuada  formación de las nuevas disciplinas, sino que además  hacerlo también en el seguimiento y propuesta de los cambiantes  aspectos socio-económicos, que serán necesarios analizar. Los ajustes de políticas sociales deberán contemplarse, en campos como: capacitación, salarios, tributaciones, asistencia social y médica, etc…

La futura “Universidad” enfrentará el desafío de equilibrar: ajustes académicos y responder a una evolución social consecuente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *