Saltar al contenido
Inicio » Blog » Aprestos para la reapertura de la frontera colombo-venezolana, pero sin tránsito aún

Aprestos para la reapertura de la frontera colombo-venezolana, pero sin tránsito aún

Colombia y Venezuela avanzaron hoy en los preparativos para la anunciada reapertura de la frontera común, pero sin que se registrara todavía tránsito de personas y de mercaderías, informaron autoridades y la prensa de ambos países.

Venezuela removió los contenedores que bloqueaban el paso en el puente Simón Bolívar -el mayor puesto fronterizo- desde comienzos de 2019 y Colombia reforzó la vigilancia militar en todos los pasos limítrofes.

No obstante, aún no se había iniciado el tránsito de personas -excepto estudiantes y casos de necesidad urgente- y mercaderías, cuyo inicio se consideraba inminente.

“Ayer se oficializó la autorización del paso de vehículos de carga pesada para efectos de comercio con la hermana República de Colombia”, afirmó el alcalde del municipio fronterizo Bolívar, en el estado venezolano Táchira, William Gómez.

El funcionario explicó que el intercambio de mercaderías “no se va a hacer por el puente internacional Simón Bolívar”, el principal paso fronterizo, sino por el cercano puente Francisco de Paula Santander, “donde se encuentra una aduana alterna”.

Los primeros camiones con cargas cruzarán la frontera “esta semana”, sostuvo Gómez en declaraciones a Unión Radio, según el diario caraqueño El Universal.

Sin embargo, el alcalde de la vecina Pedro María Ureña, John Carrillo, detalló que los contenedores que obstaculizan el paso en el puente Santander no serán retirados antes de este viernes, según el diario local La Nación.

Ese día se hará una prueba piloto de cruce de la frontera con un primer camión de cargas, según fuentes oficiales citadas por el diario caraqueño Tal Cual.

Asimismo, Gómez aclaró que “aún no está autorizado el paso general” de personas por las pasos fronterizos, sino “solamente para estudiantes y casos de salud hacia territorio colombiano”.

El alcalde subrayó que el tránsito peatonal tendrá “un alto nivel de seguimiento de los protocolos de bioseguridad”, para lo cual ya se inició en las ciudades limítrofes Ureña y San Antonio del Táchira una campaña especial de vacunación, con el objeto de inocular al 100% de la población fronteriza “para reforzar la inmunización”.

Mientras tanto, Colombia decidió reforzar la vigilancia policial y militar en los puestos limítrofes con el fin de “tener una frontera con Venezuela segura, regulada y biosegura”, informó el ministro de Defensa colombiano, Diego Molano.

De ese modo, Colombia tendrá desplegados 14.000 efectivos de la Policía y el Ejército solo en el puente Simón Bolívar, detalló el funcionario, de visita en Cúcuta, la ciudad del departamento Norte de Santander que limita con San Cristóbal, la capital de Táchira.

“Para esta semana continuarán los mecanismos de control en la frontera; en este caso particular, que era un punto regulado, tendrá los dispositivos coordinados entre Migración Colombia, la Policía y nuestro Ejército Nacional”, de modo de poder, “a lo largo de los siguientes días, permitir otro tipo de aperturas, especialmente en el caso comercial”, dijo Molano, según el diario bogotano El Espectador.

El ministro celebró la reapertura oficial porque mientras la frontera estuvo cerrada “el uso de espacios ilegales con extorsión, presión y cobros afectaba a los ciudadanos que pasaban de un lado y de otro”, y “ahora, este paso legal permitirá tener un mayor control”.

Los diarios venezolanos Tal Cual y El Pitazo reportaron que ya fueron retirados los contenedores que bloqueaban el tránsito en el puente Simón Bolívar y que Venezuela había colocado en febrero de 2019, pero también que aún no se había reanudado el tránsito de personas y de cargas, excepto “el paso de estudiantes y de ayuda humanitaria”.

La reapertura de la frontera fue anunciada ayer por la vicepresidenta ejecutiva del gobierno de Venezuela, Delcy Rodríguez, y celebrada por el presidente de Colombia, Iván Duque, quien, no obstante, advirtió que debería concretarse a través de un “proceso ordenado”.

La frontera fue cerrada por Venezuela en febrero de 2019, tras el frustrado intento del entonces reciente “gobierno paralelo” encabezado por el opositor Juan Guaidó de ingresar toneladas de medicamentos y productos de limpieza en concepto de ayuda humanitaria.

Desde entonces, la zona limítrofe fue escenario de incidentes relacionados con una presencia creciente de grupos armados al margen de la ley.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *