Saltar al contenido
Inicio » Blog » Ahora soy la chusma

Ahora soy la chusma

No voté ni por Duque ni por Petro. No me gustan los extremos y mucho menos los extremos llenos de pasión sorda. Por lo cual opté por quien a mi juicio tenía el mejor programa de gobierno.

Antes del 27 de mayo cuando me preguntaban por quién iba a votar, respondía otro nombre distinto Duque o a Petro, y los comentarios que seguían posteriormente eran siempre “menos mal, con tal que no sea por Petro, todo está bien” ¿Con tal? ¿Todo está bien?

¿Y si mi respuesta hubiera sido Gustavo Petro que me pasaba? Me iban a linchar ¿O qué? Siempre me parecieron esas expresiones irrespetuosas y sobretodo amenazantes.

Pero en ese momento no alcanzaba a dimensionar el linchamiento social que iba a vivir cuando la respuesta a ¿Por quién vas a votar? Fuera Petro.

Siempre he tenido claro que no voy a votar por Iván Duque, no me gusta  su programa de gobierno, no quiero minería intensiva, no me gustan sus propuestas de “reactivación de la economía”, aunque tiene  una mujer de formula a la Vicepresidencia, la visión y los proyectos que plantea para la mujer no son correctamente inclusivos ni bien planteados… tengo decenas de peros a ese programa de gobierno. En ese documento no está identificado el país que yo quiero.

A eso hay que sumarle que el candidato de Centro Democrático parece un títere con un siniestro titiritero. No se puede elegir a quien no tiene autonomía para gobernar. Hoy muchos votaron por Duque porque Uribe dijo, porque fue él quien lo seleccionó. Si hubiera escogido a Don Jediondo, hoy el humorista tendría más de 7 millones de votos y el programa de humor con más audiencia de la televisión nacional.

Todo lo que ese siniestro titiritero representa es para mí contrario a los valores y convicciones que tengo. Demasiadas muertes lo rodean, ansia incontrolable de poder, el dolor de 2 mil madres, impunidad y más de 200 procesos, que cuando se leen con cabeza fría olvidándote del nombre a quien pertenecen, imaginándote que esos 200 procesos son de Juanito, quedas aterrado.

Debido a esto y más tengo que votar por Petro. Es innegable que el candidato tiene a Colombia en su cabeza, la propiedad y el conocimiento con que habla de cada tema es evidente. No tiene el mejor programa de gobierno, hay muchos planteamientos idealistas y no está claro el cómo lo va a hacer. Pero también hay muchas propuestas y proyectos lógicos y aterrizados. Presenta un país que sí quiero, donde prima el ambiente, el cuidado de nuestros recursos y una economía inclusiva.

Tuve la osadía de aconsejar en un grupo de WhatsApp a algunas personas indecisas,  que no votaron por ninguno de los dos, cómo tomar la decisión de por quién votar el próximo 17 de junio. Dentro de mi comentario les dije que lo primero que debemos hacer es leernos el programa de gobierno de cada uno e identificar si ese es el país que cada quien quiere.

Obtuve por parte de “Duquistas” respuestas como “eso para qué” “ese documento no sirve para nada” “es perder el tiempo” Por favor ¡claro que sirve para algo! Se supone que con ese documento se hace el Plan de Desarrollo, que es la carta de navegación de nuestro país durante los próximos 4 años.

Entonces a mi lógica leerse los programas de gobierno es lo primero que todos deberíamos hacer, pero bueno tal vez estoy loca y lo primero que hay que hacer es compartir memes de mentiras sobre un candidato u otro.

Hace dos días decidí votar por Petro y no lo había publicado a los cuatro vientos (hasta ahora), sólo lo manifestaba si me hacían la pregunta ¿Por quién vas a votar?, ese es el interrogante más popular en estos momentos.

Y desde el domingo cada vez que respondo Petro he sido atacada, calumniada, insultada, ofendida, lo único que me falta es que alguien me pegue.

Estoy sufriendo literalmente linchamiento social porque escogí a Petro y no a Duque. Me han llamado ignorante, bruta, pobretona, corroncha, resentida social, llena de odio por Uribe, ciega, insensata, arrastrada, estúpida y al estilo del Chavo del 8 me han dicho chusma, los que votan por Petro son la chusma, bueno entonces con mucha dignidad hago parte de la chusma.

Es muy mala señal que un candidato genere  tantos sentimientos negativos en sus seguidores, ese alto nivel de intolerancia y respeto por el otro. Que los seguidores del candidato Duque sean capaces de agredir verbalmente a alguien que no piensa igual que ellos no es para mí un indicador positivo.

Quise contrastar que pasaba si a la pregunta de moda respondía Duque y no he sufrido, hasta este momento, ningún linchamiento social ni he sido maltratada verbalmente ni juzgada o coartada mi libertad de expresión y exposición de mis ideas.

Me han tratado de persuadir a que cambie de opinión con frases como: “reflexiona no podemos seguir votando por los mismos”, “no podemos tener un presidente eterno”, “necesitamos reivindicar el campo”… Que diferencia ¿Verdad?

Y el matoneo social que he sufrido por responder Petro no depende del nivel de estudios o situación socioeconómica del matoneador, me han linchado socialmente personas muy estudiadas y que hasta antes de que me insultaran, consideraba bien educadas.

Aunque me sigan linchando con sus palabras voy a votar por Petro. Si los seguidores de Duque representan lo que él significa y el país que va a construir, esa no es la Colombia que yo quiero. Y orgullosamente soy chusma.

0 comentarios en «Ahora soy la chusma»

  1. Francisco Espinosa Manduano

    Diana felicitaciones por tu gran decisión, Petro no te necesita te necesita es Colombia y ese pueblo sufrido por las consecuencias de los mafiosos y corruptos, soy pensionado tengo 65años solo apoyo a Petro primero incondicionalmente y segundo por convicción de lo que el representanta para la juventud colombiana incluidos mis hijos y nieta, gracias Diana por la decisión que te ha generado ese apoyo a tener una COLOMBIA HUMANA con Petro como presidente y es un reto sino es ahora por lo menos es el inicio de algo especial para el pueblo colombiano, nuestro Padre Santísimo y Celestial te bendiga

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *