Ciudad PensanteOpinón

Este país de mierda

“Este país de mierda”, pensé y dije el jueves de esta semana. La expresión salió de lo más profundo de mi corazón, llena de indignación y hastío. Desde el caso Pizano, la gota que derramó mi vaso, no me he recuperado del fastidio que siento hacia nuestra sociedad colombiana: doble moral, hipócrita y efervescente. No logro superar la alergia mortal que tengo frente a nuestro presidente “meme” y su gabinete de ineptos. Aun no entiendo cómo 9 millones de personas eligieron a un payaso naranja como presidente.

Como nación, sufrimos un atentado terrorista suicida al estilo del ISIS, lo cual me causó dolor y miedo. Sin embargo, mi indignación alcanzó su punto máximo cuando me enteré de que todo lo que nos dijeron sobre el atentado en los medios de comunicación fue una mentira. La versión oficial del gobierno y los principales medios de comunicación sobre lo sucedido no fue cierta, no hubo un perro que detuviera al terrorista. Gracias a Noticias Uno, conocemos la verdad, ¿qué haríamos sin ellos? Colombia viviría en la mentira.

Me enfureció escuchar el audio de Bieri y cómo, soberbio y cínico, tipo dictadorcito de pacotilla, dio la orden de censurar a “Los Puros Criollos”. Como dijo Félix de Bedout en un tuit, “borracho de poder”, se creía con el derecho de sacar del aire un programa porque uno de sus miembros no está de acuerdo con el gobierno nacional.

Va Bieri, con el poquito de decencia que le queda, y renuncia. Sale la vicepresidenta diciendo que “no entiende por qué Bieri debe renunciar”. Definitivamente, este es un país de locos, soberbios y atolondrados.

Mientras tanto, mueren líderes sociales en todo el país. Ya van 13 líderes asesinados en los 27 días que lleva el año. ¿Hay solución? No se ha detenido el asesinato de los líderes ni se ha tomado una posición contundente por parte del gobierno.

Siento que vivo en un país cínico, ridículo e ignorante. Sinceramente, hoy no encuentro solución a esta sociedad de moral relativa y efervescente. ¿Tienes alguna idea? Bienvenida sea.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.