Sales afectan producción de banano en el Magdalena

Los suelos cultivados con banano en el municipio Zona Bananera, del norte del Magdalena, presentan acumulación de sales a causa del deficiente drenaje asociado a condiciones de clima y calidad del agua, lo que conlleva a reducir la producción.

Este municipio es el mayor productor de banano en el departamento mencionado, con el 82 % de cultivos, según la Asociación de Bananeros de Colombia (Augura).

La situación fue evidenciada a través de un estudio realizado en 10 fincas: Playita, Marte, Cecilia, Nueva Esperanza, Naranjitos, Mandesa, Mandesa Pozo, Silvia María, Catalina y La Lucy, donde se usan aguas para riego provenientes de los  río Sevilla y Riofrío, de canales de drenajes y de pozos profundos (agua del subsuelo).

En estos sitios se tomaron muestras de agua de riego y de suelo a profundidades entre 0 y 15 centímetros (cm), 16 y 30 cm, 31 y 60 cm y 61 y 90 cm. Además, se tuvo en cuenta información del Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (Ideam) como variables de precipitación, evaporación y temperaturas máximas, mínimas y promedio.

Se encontraron suelos sódicos con drenaje deficiente y altos valores de Ph, entre 8,8 y 9,6 máximo en las fincas Playita, que toma sus aguas para riego de canales de drenaje vecinos, y Marte, que las toma del río Sevilla, pero que en veranos intensos, igualmente, tiene que recurrir a aguas de canales de drenaje vecinos.

“El problema impide que ingrese agua al suelo, incluso en el que  presenta contenidos de arena superiores al 50 %, por lo que las raíces de las plantas se ven impedidas por tomar este líquido fundamental para su crecimiento”, explica el investigador José Hugo Londoño Ardila, Magister en Geomorfología y Ciencias del Suelo de la U.N. Sede Medellín.

“Lo que ha venido sucediendo es que los bananeros hacen un cultivo nuevo, con buenas labores de labranza y tienen producciones importantes, pero en muchos casos se registra, en corto tiempo, disminución en los rendimientos y no se sabe por qué”, afirma el magister, quien expone que en la región hay un vacío de conocimiento sobre las afectaciones de la salinidad en los suelos.

Destaca que en el Magdalena el cultivo de banano representa una de las actividades económicas más importantes, pero también de tipo social, dado que genera gran cantidad de empleos.

Cuando no se dan las cosechas esperadas, lo más sencillo para los agricultores es tumbar los cultivos de banano y sembrar palma de aceite, pero esta requiere menos personal, advierte. Por ejemplo, se contrata una persona por cada hectárea de cultivo de banano, mientras que en cultivos de palma, se contrata una por cada 8 o10 hectáreas. 

Importancia de los riegos 

Según el Ideam, en general, en el Litoral Caribe hay escasez de precipitaciones por lo que ocurre el déficit hídrico durante más de 200 días al año, a lo que se suman los efectos del cambio climático, que implicó sequías prolongadas en 2014 y 2015.

Por esta situación es necesario el riego; el más común en Zona Bananera es aspersión, que se usa para reponer la evapotranspiración (cantidad de agua que desde el suelo vuelve a la atmósfera por transpiración de las plantas y evaporación). En este caso, la calidad del líquido está generando el problema de salinidad.

En ese sentido, el trabajo de investigación busca llamar la atención frente a esta situación, no solo para profundizar en estudios de diagnóstico, sino también en alternativas de prevención.

“Con la calidad de agua y con el clima que tenemos, los suelos de esta zona tarde o temprano se van a volver sódicos si se continúa con el mismo manejo. Por eso una de las recomendaciones es tratar el agua para mejorar su calidad”, concluye el magister.

Cuéntanos lo que piensas

A %d blogueros les gusta esto: