Reducción de cooperativas del agro ha aumentado su eficiencia

Variables como el número de asociados y de empleados, además de la información financiera agregada correspondiente al periodo 2003-2015, evidenciaron una reducción en el número de estas organizaciones y un aumento en su eficiencia, porque se han especializado.

Luis Carlos Acosta Hemthrot, magíster en Administración de la Universidad Nacional de Colombia (U.N.), realizó el estudio para analizar cuáles podrían ser los factores determinantes de eficiencia técnica en dos grupos de cooperativas del sector industrial agrícola colombiano, que se refiere a la capacidad de estas organizaciones de optimizar sus recursos para producir más con menos.

El investigador se centró en las cooperativas de trabajo asociado (CTA) y en las multiactivas sin sección de ahorro (CMSSA), por ser los dos grupos más representativos de las organizaciones de economía solidaria (OES) en Colombia y en el sector industrial agrícola colombiano, un campo con una tasa de crecimiento promedio de 2,6 % y que en 2017 creció 4,9 %.

“Las CMSSA son las que tienen en cuenta todo el ciclo de la operación (producción, comercialización y financiación) mientras que las CTA son clasificadas por el Gobierno como una unidad organizada sin ánimo de lucro que agrupa a personas naturales que simultáneamente son actores de su actividad”, explica el magíster.

Ya que no existe un modelo estadístico estándar que permita identificar los factores del funcionamiento de estas cooperativas, que pueda determinar su eficiencia, el investigador aplicó el Análisis Envolvente de Datos (DEA), un modelo no paramétrico en dos etapas: una para conocer los índices de eficiencia, y la otra para identificar los factores determinantes de la eficiencia.

“Consideré como posibles factores de eficiencia cuatro variables: los gastos de administración que se pagan en el desarrollo de las actividades de las cooperativas, el número de asociados, el tamaño de las cooperativas y la continuidad de la eficiencia”, señala el investigador Acosta, quien encontró que partiendo de esos datos las CMSSA eran más eficientes que las CTA.

“Cuando empecé el trabajo, la eficiencia de las CMSSA era más o menos del 40 %, y al finalizar la investigación esta se encontraba alrededor del 55 %”, señala el magíster. Al respecto, considera que el hecho de que estas organizaciones se están especializando las ha vuelto más eficientes.

“En la medida en que han venido disminuyendo, las CMSSA se han vuelto más eficientes y se han centrado en cumplir su objeto social”, asegura el investigador, quien agrega que este fenómeno también se ha presentado en las CTA, cuya muestra partió de unas 234 organizaciones en 2003 y que hoy en día reportan a la Superintendencia de la Economía Solidaria cerca de 30.

Ventajas solidarias

Para el investigador, los resultados del estudio muestran los beneficios que puede brindar el fortalecimiento de estas cooperativas en el sector industrial agrícola colombiano: “si estas organizaciones buscan asociar más agricultores y les brindan las herramientas necesarias para trabajar de forma organizada, el potencial de crecimiento sería superior”.

Además advierte que si se consideran los factores que inciden directamente en la eficiencia se puede acelerar el proceso de especialización, sin tener que pasar por una curva de aprendizaje significativa.

Una importante alternativa a considerar, máxime si se tienen en cuenta los datos sobre la importancia que ha ganado el sector solidario en el país, cuya participación en el PIB nacional fue del 2,2 % para 2015, con ingresos en pesos colombianos que ascendieron a 16,81 billones, activos totales de 30,87 billones y patrimonio de 13,07 billones, mientras que los aportes superaron los 7 billones.

Cuéntanos lo que piensas

A %d blogueros les gusta esto: