¿Por qué es una buena noticia que se suspendan los ensayos de una vacuna?

A los gatos que están habituados a andar por la calle o los tejados les gusta cazar ratones y otros animales y, en esas vueltas, muchas veces se infectan con la lombriz solitaria u otros parásitos. Esto puede mantenerse bajo control si los amos someten a sus mascotas regularmente a los tratamientos correspondientes.

La federación alemana de fabricantes de medicamentos veterinarios recomienda realizar este tipo de curas unas cuatro veces por año. Aquellos animales particularmente en riesgo deberían ser sometidos a un tratamiento mensual, sobre todo si pasan mucho tiempo fuera de la vivienda. De todos modos, se aconseja tener cuidado, porque los gatos que no abandonan la casa también pueden verse afectados.

Una investigación realizada en Hannover indica que un quinto de las mascotas de Alemania que tienen lombrices intestinales (ascárides) son animales que permanecen siempre en la vivienda. Los especialistas estiman que los huevos de las ascárides llegan a la casa a través de la suela de los zapatos.

El tipo de parásitos que afecta a los gatos o a los perros depende de la región y del modo en que viven las mascotas. Los gatos suelen tener cestodos, que si bien solo son peligrosos cuando la infección es mayor, generan mucha picazón. Un modo de reconocer la presencia de parásitos es si la mascota se arrastra llamativamente con la parte trasera pegada al suelo.

Otros parásitos muy extendidos son la tenia canina (Dipylidium caninum) o la tenia del zorro (Echinococcus multilocularis). Algunos gusanos también pueden afectar a los seres humanos. Su propagación puede evitarse aplicando regularmente los tratamientos adecuados a las mascotas.

dpa

Cuéntanos lo que piensas

A %d blogueros les gusta esto: