Organizaciones latinoamericanas rechazan el asesinato del presidente de Haití

Varios líderes mundiales, organismos multilaterales y organizaciones como la CAN, CIDH y Corte IDH y Celac, entre otras, han condenado el homicidio ocurrido en la madrugada de este miércoles 7 de julio.

Por: Diego Carranza Jiménez / Anadolu

El asesinato del presidente de la Haití, Jovenel Moise, ocurrido en la madrugada de este miércoles, ha sido rechazado por diferentes organismos internacionales y líderes de todo el mundo.

Además de jefes de Gobierno de distintos países, también se han pronunciado organizaciones como la Comunidad Andina de Naciones (CAN), la Comisión interamericana de Derechos Humanos (CIDH) o la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac).

Los gobiernos de Bolivia, Colombia, Ecuador y Perú, en nombre de la CAN, emitieron un comunicado oficial en el que lamentaron el hecho y expresaron su “más firme condena por este magnicidio, que quebranta los principios y valores democráticos de Haití”.

Los miembros de la CAN también manifestaron su “solidaridad con los familiares y seres queridos del presidente Moise y su esposa”, Martine Moïse, quien resultó gravemente herida, así como con el Gobierno y el pueblo haitiano.

La Comunidad Andina declaró su “absoluto respaldo a las instituciones democráticas de Haití”, al tiempo que exhortó a las “fuerzas políticas del país a la unidad en estos momentos tan difíciles”.

Igualmente, la Corte Interamericana de Derechos Humanos expresó sus “condolencias al Estado de Haití por el trágico episodio” ocurrido en la mañana del miércoles y se unió al “llamado internacional realizado por la Organización de los Estados Americanos de rechazo a cualquier tipo de violencia que socave las instituciones democráticas y la convivencia pacífica”.

El Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos (OEA) declaró “su más vehemente condena al atroz crimen cometido contra la vida del difunto presidente y su urgente llamado a una rápida investigación internacional para llevar a los autores ante la justicia”.

Al mismo tiempo, manifestó su “enfático rechazo a toda forma de violencia e intolerancia y a la vez hacer un llamado a todos los sectores del gobierno y de la sociedad por la paz y la calma”. Finalmente, expresó su “constante apoyo al diálogo entre los partidos políticos, el respeto de la Constitución” de Haití y a las instituciones democráticas del Estado.

En señal de luto por el asesinato del mandatario haitiano, por orden del secretario general Luis Almagro, la bandera de la OEA ondea a media asta.

La Celac también divulgó un comunicado en el que “condena y lamenta el cobarde” hecho que tuvo lugar en la residencia oficial de la familia Moise en Puerto Príncipe.

“La Celac respalda el orden constitucional, el Estado de Derecho y las instituciones democráticas, al tiempo que rechaza categóricamente la violencia en todas sus expresiones e insta al diálogo para la pacificación del país. Nuestra comunidad confía en que este crimen no quede impune y le extiende las más sentidas condolencias a sus seres queridos y al pueblo y al gobierno haitiano, reiterando todo el apoyo y solidaridad en estos momentos”, dijo la organización en la nota oficial publicada en español y francés.

Erika Guevara, directora para las Américas de Amnistía Internacional, aseguró que el crimen contra Moise “debe ser investigado de forma inmediata e imparcial junto con las graves violaciones de derechos humanos y la impunidad crónica que ha sufrido la población bajo su mandato”.

Más temprano se había pronunciado la CIDH. El organismo americano divulgó un tuit condenando el hecho, al igual que hizo el comisionado guatemalteco para Haití, Stuardo Ralón.

“Como relator de la @CIDH para Haití condeno el asesinato del presidente de Haití Jovenel Moise. Mis condolencias a su familia. Es urgente el cese de la violencia, en todas sus manifestaciones, en la grave crisis que vive el país”, dijo Ralón en la misma red social.

Además de estas declaraciones, mandatarios de la región como Joe Biden (EEUU), Andrés Manuel López Obrador (México), Sebastián Piñera (Chile), Iván Duque (Colombia), Nicolás Maduro (Venezuela), Alberto Fernández (Argentina), entre otros, han condenado el ataque contra el mandatario haitiano.

El primer ministro interino, Claude Joseph, declaró el estado de sitio por 15 días en el país tras el crimen.

Cuéntanos lo que piensas

A %d blogueros les gusta esto: