La ONU destaca el papel de las mujeres para la paz en Colombia

NACIONES UNIDAS, 30 oct 2020 (IPS) – El Acuerdo de Paz firmado entre el Estado colombiano y la guerrilla FARC en 2016 es clave para combatir las desigualdades y la pobreza, y “una luz de esperanza para las mujeres”, afirmó la vicesecretaria general de la ONU, Amina Mohammed, tras efectuar en Colombia la primera “visita virtual” de la organización mundial.

Mohamed dialogó en línea el jueves 29 tanto con el presidente Iván Duque como con mujeres ex combatientes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), ya desmovilizadas, y con defensoras de los derechos humanos.

Según la vicesecretaria general de la ONU “es esencial crear oportunidades renovadas de desarrollo, mejorar la seguridad y hacer hincapié en la presencia del Estado en un país que sufrió por el conflicto y que ahora padece los efectos de la pandemia”.

“Este es el momento de pensar en medidas para reconstruir mejor, para no dejar a nadie atrás y para alcanzar una paz sostenible”, agregó.

Durante más de 50 años las FARC combatieron al Estado colombiano, y tras el acuerdo de 2016 entregaron las armas, desmovilizaron a miles de combatientes para que se reinsertasen en tareas económicas y sociales, y la mayoría de su dirigencia organizó un partido político legal con las mismas siglas de la guerrilla.

Aún se mantiene otra guerrilla en armas, el Ejército de Liberación Nacional (ELN), disidentes de las FARC se apartaron de la línea parlamentaria del partido, y en el país todavía la violencia marca en parte la lucha política y social, sobre todo de comunidades rurales e indígenas.

Según el no gubernamental Instituto de Estudios para el Desarrollo y la Paz, solo en 2020 ocurrieron 66 masacres, con 246 activistas sociales y de derechos humanos asesinados, de los cuales 23 son mujeres, así como 10 de sus familiares y 51 ex combatientes de las FARC.

Mohamed subrayó “la importancia de mejorar las medidas de seguridad y protección de todas las mujeres y hombres frente a la violencia. Es imperativo implementar el Acuerdo de Paz en todo el territorio colombiano, sobre todo en las zonas rurales más afectadas por la violencia y la emergencia sanitaria”.

Colombia, de 50 millones de habitantes, es el octavo país más afectado por la covid-19 en el mundo, con más de un millón de casos y 30 900 fallecidos, según cifras de la estadounidense Universidad Johns Hopkins.

“La implementación completa del Acuerdo de Paz puede ser clave para combatir las desigualdades y la pobreza que existen en Colombia y para promover el desarrollo y la inclusión social, además de que ayudaría a mitigar el impacto socioeconómico de la pandemia y permitiría una mejor recuperación”, dijo Mohamed.

Para subrayar su visión de que “el Acuerdo de paz representa una luz de esperanza para las mujeres”, Mohamed dialogó, entre otras, con Sandra Moreno Orjuela, una ex combatiente de las FARC que participa en emprendimientos respaldados por la ONU en el central departamento del Meta.

Moreno pidió garantías para la incorporación de las ex combatientes a la vida civil pues “las mujeres somos capaces, podemos, somos inteligentes, trabajadoras y echadas para adelante. Somos importantes porque exigimos igual que los hombres, y nuestro papel es fundamental en cualquier proceso”.

El presidente Duque dijo que dialogó con Mohamed sobre temas de seguridad, ex combatientes, ex líderes de las FARC, “y por supuesto, también sobre la protección de líderes sociales”, al igual que sobre “la necesidad de combatir el narcotráfico, que es el combustible de los grupos armados ilegales que afectan a tantas comunidades”.

Duque dijo que “somos conscientes de que la pandemia supone grandes desafíos para nosotros, pero la estrategia de reactivación que Colombia le ha presentado a todos los habitantes, conocida como Compromiso por Colombia, mantiene el enfoque de lograr las metas del plan de desarrollo y conserva las metas de la Agenda 2030”.

La Agenda 2030, adoptada por las Naciones Unidas hace cinco años, prevé con metas definidas el trabajo global por objetivos de desarrollo sostenible.

A-E/HM

Más información en Inter Press Service

Cuéntanos lo que piensas

A %d blogueros les gusta esto: