Dos enfrentamientos entre guerrilleros y militares causan ocho muertos en Colombia

Cinco militares murieron hoy en el este de Colombia en un ataque atribuido a la guerrilla Ejército de Liberación Nacional (ELN), mientras que tres miembros del mayor grupo de disidentes de la exguerrilla de las FARC fallecieron en enfrentamientos con soldados en el sur del país, informó el Ejército colombiano.

«Durante el desarrollo de operaciones militares que buscaban proteger la comunidad en la vereda Juju, municipio de Arauquita, departamento de Arauca (fronterizo con Venezuela), en un hecho indiscriminado es atacada una unidad nuestra con artefactos explosivos del grupo armado organizado ELN», informó en un comunicado el Ejército colombiano.

«Cinco militares fueron asesinados y seis resultaron heridos», precisó el texto.

El presidente colombiano, Iván Duque, rechazó el atentado y volvió a apuntar contra Venezuela.

«Lamentamos y condenamos el cobarde ataque terrorista contra un pelotón de nuestro Ejército. Nos duele el asesinato y lesión de varios de nuestros héroes. Esto, claramente, se trata de un acto entre ELN y las disidencias de las FARC planificado desde Venezuela», escribió el mandatario en su cuenta de Twitter, abriendo un nuevo capítulo en la disputa con el país vecino en torno a la porosa frontera de 2.200 kilómetros que comparten.

Una acusación sostenida también por el comandante de las Fuerzas Militares de Colombia, general Luis Fernando Navarro, quien responsabilizó al Frente de Guerra Oriental y a la Estructura Héroes y Mártires, ambas de la guerrilla del ELN, así como a las disidencias de las FARC Estructura 10, como responsables del ataque.

Colombia y Venezuela rompieron relaciones en 2019 y desde entonces suelen intercambiar acusaciones sobre la falta de seguridad en la zona común, donde operan varios grupos armados, que atacan a los Ejércitos de ambos países.

Horas más tarde, el mayor general Antonio María Beltrán informó sobre un enfrentamiento entre disidentes de las FARC, que no suscribieron al acuerdo de paz que la exgrupo armado firmó en 2016 con el Gobierno, y militares en un campamento de entrenamiento rebelde en el sureño departamento del Guaviare.

«Producto de esos combates se generan tres muertes» en el Frente Primero Armando Ríos, cuyo cabecilla es alias Iván Mordisco, dijo Beltrán en un video compartido en Twitter. Otros dos fueron capturados y el Ejército decomisó armamento y munición, reportó la agencia de noticias AFP.

Según el mayor Beltrán, los rebeldes muertos operaban desde Guaviare «hacia el sector del Guainía (este), con límites también hacia la frontera con Venezuela», considerado un corredor estratégico para el narco.

A pesar del desarme de las FARC, Colombia vive un rebrote de violencia en el que disidentes del pacto de paz, grupos de origen paramilitar y el ELN se disputan las rentas del narcotráfico y la minería ilegal.

El Gobierno de Duque acusa a las autoridades venezolanas de dar refugio y protección a los grupos colombianos alzados en armas, mientras que Caracas lo niega y se queja de que los grupos guerrilleros operan en su territorio.

Colombia es el principal productor de cocaína del mundo, según la ONU, y Estados Unidos es el mayor consumidor de la droga que allí se produce.

Cuéntanos lo que piensas

A %d blogueros les gusta esto: