“Dirigir la ANLA sería un aporte de la academia al cuidado ambiental del país”

Así lo afirmó la doctora María Sara Mejía de Tafur, ante la información difundida en varios medios de comunicación sobre su posible llegada a la Dirección de la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales (ANLA).

PALMIRA, 14 de febrero de 2017 — Agencia de Noticias UN-

La profesora de la Universidad Nacional de Colombia (U.N.) Sede Palmira manifestó que aún no ha sido notificada de manera oficial sobre esta decisión y que no está afiliada a ningún partido político, ya que nunca en su vida ha ejercido la política como una profesión.

Ella es ingeniera agrónoma de la Universidad de Caldas, magíster en Suelos y Aguas y doctora en Ciencias Agrarias de la U.N.

Entre el 2003 y el 2007 fue vicerrectora de la U.N. Sede Palmira, donde se ha desempeñado por 20 años como profesora, aunque su trabajo científico inició en el Centro Internacional de Agricultura Tropical (CIAT).

Ha publicado 36 artículos en revistas científicas y es autora del libro Conceptos sobre fisiología de absorción y funciones de los minerales en la nutrición de plantas.

Apasionada por el medioambiente

Desde muy joven la doctora Mejía ha sido una apasionada por el cuidado del medioambiente, amor que heredó de su padre, quien también fue un especialista en el manejo de suelos. Desde el inicio de su carrera investigativa su tema principal ha sido la fisiología aplicada a diferentes cultivos como la yuca y las hortalizas.

Actualmente pertenece a los programas de investigación de hortalizas y de manejo de suelos y aguas, desde los cuales estudia aspectos como el comportamiento hídrico de las plantas, su ecofisiología y requerimientos nutricionales.

En su trabajo investigativo siempre ha estado presente el componente ambiental, ya que sus proyectos se encaminan a encontrar la mejor metodología para mitigar la contaminación de la práctica agropecuaria sobre el medioambiente.

“Mi orientación ha sido aprender a comprender qué es lo que la planta necesita para que pueda producir bien, sin que haya un mayor daño en el ambiente; eso, en función de los productos que se apliquen, entre otros muchos aspectos”, expresó la profesora Mejía.

En relación con el papel de la ANLA, la investigadora manifestó que las licencias ambientales deben permitir el desarrollo del país de una manera equilibrada, acorde con la protección del medioambiente, y además considera la Dirección de esta como una oportunidad para que el conocimiento generado a través del desarrollo científico en la U.N. aporte a la conservación de los recursos naturales del país, tal como se lo plantea la Institución en su misión.

Cuéntanos lo que piensas

A %d blogueros les gusta esto: