Comisión Séptima abre discusión sobre reajuste del salario mínimo 2018

Este próximo 5 de diciembre comienza la discusión para evaluar el salario mínimo mensual, donde las centrales obreras y representantes del Gobierno esperan llegar a un acuerdo para definir cuál debe ser el aumento para los colombianos.

Centrales obreras esperan un incremento entre el 10 y el 12 por ciento, mientras los empresarios estarían considerando un aumento cercano al 4.1 %.

Sobre esta temática, representantes de la Comisión Séptima manifestaron su posición. Mientras unos esperan un incremento digno que colme las expectativas del trabajador, otros manifiestan su preocupación con un aumento que pueda afectar el déficit fiscal de nuestro país.

Al respecto, la representante Argenis Velásquez Ramírez del partido Liberal afirmó que, “cada día en Colombia los artículos y la vida es más costosa y el salario mínimo real que se ganan los colombianos es un salario muy  bajo. Es muy difícil poder sostenerse con un salario de esos”.

La Representantes indicó que “nosotros desde el Congreso de la República  vamos a estar muy pendientes y por supuesto vamos a estar apoyando  a los colombianos, siempre y cuando también no vaya en un déficit fiscal que vaya afectar esta situación, pero sí queremos que sea un salario mínimo digno, justo, de tal manera que los colombianos puedan vivir cómodamente”.

Por su parte, el representante del partido liberal Rafael Romero, señaló que se debe incentivar al trabajador colombiano, brindándole un gran aumento para el 2018.

“Subámosle al salario mínimo, ahora con una cifra también razonable para que no genere mayor inflación y no genere otros efectos en la economía, y miramos a ver si la economía se dinamiza, porque este país tiene una capacidad de consumo grande y hay que aprovecharla”, precisó Romero.

Entre tanto, el congresista del Partido de la U, Didier Burgos, indicó que ya es hora que empresarios y trabajadores lleguen a un acuerdo sensato, para evitar un salario por decreto.

“Lo que uno esperaría es que esta vez se pongan de acuerdo, que esta vez todo mundo sea sensato, tanto los empleadores como los trabajadores, porque en medio de eso, está un ingreso digno para el trabajador”, expresó el Congresista.

Agregó Burgos, que “en ese escenario uno esperaría que todos se sientan a la mesa, no como enemigos, sino como ciudadanos que tienen una responsabilidad tanto de generar empleo”.

Finalmente, el representante de las  autoridades indígenas de Colombia, Germán Bernardo Carlosama, dijo  que espera que el salario para el 2018 esté por encima de la inflación.

Asimismo,  Carlosama manifestó su inconformismo frente a la propuesta de Luis Arango y Luz Flórez, investigadores del Banco de la República, que proponen que las ciudades más productivas tengan un salario mínimo superior al de otras con un índice inferior.

“Rechazamos de plano la propuesta de algunas organizaciones en el sentido de establecer un salario mínimo proporcional al desarrollo de cada una de las regiones. El estado como tal no ha garantizado el acceso a los  servicios básicos insatisfechos en unas zonas donde hay  pobreza extrema”, enfatizó.

Por su parte, el Ministerio de Trabajo indicó que el cronograma de la negociación que comienza el próximo 5 de diciembre donde se evaluarán aspectos como la productividad y la inflación, temas que para los expertos son complejos en materia económica por cuenta de la Reforma Tributaria, que afectó al comercio de nuestro país.

Fuente: Oficina de Información y Prensa Cámara de Representantes.

Cuéntanos lo que piensas

A %d blogueros les gusta esto: