Deportes

Primer ministro y secretaria del Interior de Reino Unido son acusados de ‘hipocresía’ en casos de racismo en el fútbol

Boris Johnson y Priti Patel habían criticado a la selección inglesa por poner una rodilla en el suelo antes de los partidos de la Eurocopa como protesta contra el racismo y se negaron a rechazar los abucheos de los fanáticos contra el acto.

El primer ministro de Reino Unido, Boris Johnson, y la secretaria del Interior británica, Priti Patel, fueron acusados de ‘hipocresía’ debido a que denunciaron el abuso racista que sufrieron los futbolistas ingleses tras su derrota en la final de la Eurocopa ante Italia, pero anteriormente rechazaron que la selección nacional protestara contra el racismo poniendo una rodilla en el campo.

El futbolista inglés Tyrone Mings acusó a Patel de fingir indignación frente al abuso racista del que fueron víctima sus compañeros de equipo negros Marcus Rashford, Buyako Saka y Jadon Sancho; cuando anteriormente describió el mensaje contra el racismo de la selección como “política de gestos”.

“No puedes avivar el fuego al comienzo del torneo etiquetando nuestro mensaje contra el racismo como ‘política de gestos’ y luego pretender estar indignado cuando sucede exactamente eso contra lo que estamos haciendo campaña”, dijo Mings en Twitter.

El futbolista respondió a un tuit de Patel que decía: “Me indigna que los jugadores de Inglaterra que han dado tanto por nuestro país este verano hayan sido objeto de viles abusos racistas en las redes sociales. Eso no tiene cabida en nuestro país y apoyo a la Policía para que los responsables rindan cuentas”.

El mes pasado y al inicio de la Eurocopa, Patel y Johnson habían criticado a la selección inglesa por arrodillarse antes del inicio de cada partido, al argumentar que no apoyan “ese tipo de gestos políticos”.

El primer ministro y la secretaria del Interior se abstuvieron además de denunciar los abucheos de los fanáticos contra el acto antirracista, al decir que “francamente, esa es su elección”.

‘Licencia para abusar’

Italia derrotó a Inglaterra en la final de la Eurocopa el domingo luego de que ambos equipos se enfrentaron en una tanda de penaltis.

Rashford, Sancho y Saka fallaron sus penales, lo que llevó a que Italia se llevara la copa. Después del juego, los tres jugadores negros fueron sometidos a abusos raciales en línea y un mural de Rashford en su ciudad natal, Manchester, fue desfigurado con graffittis racistas.

“Despertar hoy y ver a mis hermanos siendo abusados ​​racialmente por ser lo suficientemente valientes como para asumir una posición para ayudar a este país es algo repugnante, pero no me sorprende. Literalmente hemos hecho historia. Hemos ido a donde nadie más ha ido. Entiendan eso”, señaló Mings en un comunicado después del partido.

El opositor Partido Laborista también criticó a Johnson y Patel por dar a los racistas e intolerantes una “licencia” para llevar a cabo sus abusos, al negarse a denunciar actos similares contra la selección nacional anteriormente.

El líder laborista, Keir Starmer, dijo en un comunicado que los comentarios del primer ministro llegaron demasiado tarde y “suenan falsos”.

“Me temo que el primer ministro no ha pasado la prueba de liderazgo porque lo que sea que diga hoy sobre el racismo, tuvo una elección simple al comienzo de este torneo en relación a los abucheos contra los que pusieron la rodilla y dejaron claro por qué ponían la rodilla. El primer ministro se abstuvo de denunciarlo y las acciones e inacciones de los líderes tienen consecuencias”, agregó Starmer.

“Déjenme ser clara. El primer ministro y la secretaria del Interior dieron licencia a los racistas que abuchearon a los jugadores de Inglaterra y ahora están abusando racialmente de los jugadores de Inglaterra. @BorisJohnson y @pritipatel son como pirómanos que se quejan de un fuego al que echaron gasolina. Totalmente hipócritas”, señaló en Twitter la líder suplente del Partido Laborista, Angela Rayner.

La Policía metropolitana de Londres ha iniciado una investigación sobre el abuso en línea, así como la destrucción racista del mural de Rashford y dijo que tales acciones “no serán toleradas”.

La Unidad de Policía de Fútbol de Reino Unido también ha iniciado una investigación sobre el abuso.

*Aicha Sandoval Alaguna contribuyó con la redacción de esta nota.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.