Internacionales

Alemania acusa a EEUU de no respetar la soberanía energética europea por las amenazas sobre gasoductos rusos

Alemania ha acusado este jueves a Estados Unidos de no respetar la soberanía energética de Europa por su amenaza de sancionar a las empresas que participen en la construcción de los nuevos tramos de los gasoductos rusos Nord Stream y Turk Stream, que llevarán gas natural desde Rusia a Alemania y Turquía, respectivamente.

“Con su anuncio de medidas que también amenazan a empresas europeas con sanciones, la Administración estadounidense no está respetando el derecho y la soberanía de Europa para decidir por sí misma dónde y cómo buscamos nuestra energía”, ha dicho el ministro de Exteriores alemán, Heiko Maas, en un comunicado.

El jefe de la diplomacia alemana ha recalcado que “la política energética de Europa se decide en Europa, no en Estados Unidos”. “Rechazamos firmemente las sanciones extraterritoriales”, ha remachado.

Maas ha revelado además que en las últimas semanas los gobiernos de Alemania y Estados Unidos han tenido conversaciones sobre este asunto, recordando que en todas ellas Berlín ha recordado a Washington que “está mal imponer sanciones a socios”.

“Lo que necesitamos es una posición conjunta, transatlántica, sobre las sanciones contra Rusia”, ha considerado, lamentando que “la decisión adoptada ayer por Estados Unidos lo hará incluso más difícil”.

Rusia se ha expresado en la misma línea por boca del portavoz del Kremlin, Dimitri Peskov, que ha calificado el último movimiento del Departamento de Estado de “burdas presiones sobre empresas europeas”.

“No es sino un intento de forzar a los europeos a que compren el gas más caro en unas condiciones menos ventajosas”, ha dicho en declaraciones a la prensa, según recoge la agencia de noticias rusa Sputnik.

LA AMENAZA DE POMPEO

El secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, avisó el miércoles de que quienes participen en “inversiones y otras actividades relacionadas con las exportaciones energéticas de los gasoductos rusos se arriesgan a sanciones estadounidenses”.

Pompeo explicó en la rueda de prensa del Departamento de Estado que ha dado orden de que los proyectos Nord Stream y Turk Stream sean revisados en el contexto de Ley para Contrarrestar a los Adversarios a través de Sanciones (CAATSA, por sus siglas en ingles).

“No son proyectos comerciales, sino instrumentos clave para aumentar la dependencia europea de los suministros energéticos de Rusia”, sostuvo, advirtiendo de que Estados Unidos “no lo tolerará”: “Es un claro aviso a las empresas relacionadas con estos proyectos rusos (..), idos ahora o arriesgaos a las consecuencias”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.