La economía de Asia crece con menos fuerza

Por: Corresponsal de IPS

MANILA – El Banco Asiático de Desarrollo (BAD) redujo sus pronósticos de crecimiento económico para los países en desarrollo de Asia y el Pacífico, en medio de un empeoramiento de las perspectivas mundiales, de acuerdo con una actualización este miércoles 14 a su informe de perspectivas.

Albert Park, economista jefe del BAD, dijo que “Asia y el Pacífico continuarán recuperándose, pero el empeoramiento de las condiciones globales significa que el impulso de la región está perdiendo fuerza a medida que nos acercamos al nuevo año”.

La economía de la región crecerá 4,2 % este año y 4,6% el próximo, indicó el organismo, rebajando las estimaciones que había entregado en septiembre, de 4,3 % de crecimiento para este año y de 4,9 % parea 2023.

El endurecimiento de la política monetaria por parte de los bancos centrales a nivel mundial y en la región, la invasión rusa prolongada de Ucrania y los bloqueos recurrentes en la República Popular China ralentizan la recuperación de la pandemia covid-19 para Asia en desarrollo, según el BAD.

Las restricciones bajo el enfoque de “covid cero”, junto con un mercado inmobiliario en dificultades, han llevado a otra rebaja de la perspectiva de crecimiento de China.

Se pronostica que la economía de China se expandirá tres por ciento este año, en comparación con una proyección anterior de 3,3%. El pronóstico para el próximo año se redujo a 4,3 % desde 4,5 %, debido a la desaceleración mundial.

Las proyecciones de crecimiento del producto interno bruto para India se mantuvieron en siete por ciento este año fiscal y 7,2 % el próximo.

Muchos países de la región han flexibilizado las restricciones de movilidad, lo que fortalece la actividad económica.

El BAD redujo su pronóstico de inflación en los países en desarrollo de Asia y el Pacífico este año a 4,4 % desde 4,5 %. Sin embargo, elevó su proyección para 2022 de 4,0 % a 4,2 %, debido a las persistentes presiones inflacionarias de la energía y los alimentos.

Incluso con las previsiones rebajadas, los países en desarrollo de Asia (46 naciones, excluidas Australia, Japón y Nueva Zelanda) seguirán teniendo mejores resultados que otras regiones del mundo, tanto en términos de crecimiento como de inflación.

El pronóstico de crecimiento del BAD para el sudeste asiático este año se elevó a 5,5 % desde 5,1 %, en medio de una sólida recuperación del consumo y el turismo en Malasia, Filipinas, Tailandia y Vietnam.

Sin embargo, las proyecciones para el próximo año se redujeron del 5,0% al 4,7% debido al debilitamiento de la demanda mundial.

El pronóstico de crecimiento para el Cáucaso y Asia Central este año se actualizó a 4,8 % desde 3,9 %, mientras que la proyección para el Pacífico insular se elevó a 5,3 % desde 4,7 %, debido a una fuerte recuperación del turismo en Fiyi.

Park dijo que en los meses por venir “los gobiernos deberán trabajar juntos más de cerca para superar los desafíos persistentes de covid-19, combatir los efectos de los altos precios de los alimentos y la energía, especialmente entre los pobres y vulnerables, y garantizar una recuperación económica sostenible e inclusiva”.

A-E/HM

A %d blogueros les gusta esto: