Bancos de desarrollo ofrecen más apoyo para el clima en la COP27

Por: Corresponsal de IPS

SHARM EL SHEIJ, Egipto – Diez bancos multilaterales de desarrollo (BMD) se comprometieron a ampliar su apoyo a los países que buscan financiamiento para encarar la crisis climática, mediante una declaración divulgada este martes 8 en el marco de la cumbre del clima que se realiza en esta ciudad egipcia a orillas del mar Rojo.

“Lograr un verdadero impulso sobre el clima requiere la identificación de programas y proyectos impactantes, políticas públicas adecuadas y aumentar significativamente la financiación de múltiples fuentes”, indica la declaración.

Los BMD se comprometen a “abordar los desafíos del desarrollo sostenible, el cambio climático y la pérdida de biodiversidad de manera integrada”, según el texto difundido en la 27 Conferencia de las Partes (COP27) de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático.

Aseguraron que a pesar de que encaran diversos retos globales, sostendrán el compromiso de “ampliar su apoyo a los países que buscan financiamiento para mitigar el cambio climático y adaptarse a un planeta en proceso de calentamiento”.

Las entidades son el Banco Africano de Desarrollo, el Banco Asiático de Desarrollo, el Banco Asiático de Inversiones en Infraestructura, el Banco de Desarrollo del Consejo de Europa, el Banco Europeo de Reconstrucción y Desarrollo, el Banco Europeo de Inversiones y el Banco Interamericano de Desarrollo.

Asimismo, el Banco Islámico de Desarrollo, el Grupo Banco Mundial y el Nuevo Banco de Desarrollo, antes conocido como Banco de Desarrollo del Grupo Brics, integrado por Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica.

La declaración destacó que, en conjunto, las 10 entidades proporcionaron el año pasado niveles récord de financiamiento dedicado a apoyar la transición verde.

Según sus cifras, en financiamiento climático 51 000 millones de dólares se destinaron a países de ingresos bajos y medianos, de los cuales 33 000 millones (65 %) fueron para mitigación (reducción de emisiones de gases de efecto invernadero) y 18 000 millones (35 %) para adaptación (limitar la vulnerabilidad y los impactos).

A los países de altos ingresos se destinaron 31 000 millones de dólares, monto del cual 95 % fue para mitigación y cinco por ciento para adaptación. Además, reivindican haber ayudado a movilizar globalmente otros 41 000 millones de dólares financiamiento privado para proyectos de mitigación y adaptación.

“En todos los continentes, el cambio climático está teniendo impactos ambientales, sociales y económicos cada vez más graves, lo que plantea un desafío significativo y urgente para el desarrollo y el logro de los ODS (Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas para 2030)”, reconoce la declaración de los bancos.

Ese desafío “se está exacerbando, particularmente para los países en desarrollo, en el contexto actual caracterizado por múltiples shocks, elevados riesgos y recursos públicos limitados”, según el texto.

Agrega que “reconociendo los desafíos interconectados del desarrollo sostenible, el cambio climático y la pérdida de naturaleza, los BMD se han comprometido a abordarlos de manera integrada, maximizando los beneficios complementarios”.

La declaración no menciona cifras sobre las necesidades de financiación o nuevos montos que podrían comprometer los BMD, pero insiste en que trabajan con un número creciente de países, regiones y ciudades para desarrollar programas de mitigación, resiliencia y adaptación climáticas.

Entre las medidas que tomarán los BMD está impulsar el financiamiento para la adaptación, “especialmente para los países de bajos ingresos, los pequeños Estados insulares en desarrollo y las poblaciones desfavorecidas”.

También un aumento de la financiación en condiciones concesionales o créditos blandos, la ampliación de la movilización del sector privado y enfoques cooperativos voluntarios, mediante los cuales los BMD apoyen el desarrollo de instrumentos para monetizar los beneficios de adaptación o la reducción verificada de las emisiones.

Además ofrecerán ayuda a los países en la formulación de sus estrategias climáticas a largo plazo, en establecer las Contribuciones  Determinadas a Nivel Nacional (para reducir la emisión de gases de efecto invernadero) y para establecer planes nacionales, sectoriales y subnacionales de adaptación ante el cambio climático.

A-E/HM

A %d blogueros les gusta esto: