Nueva York levanta este lunes la exigencia de certificado de vacunación y máscaras médicas en interiores

El alcalde Eric Adams subrayó que «es hora de abrir nuestra ciudad y hacer que la economía vuelva a funcionar”.

Por: Darren Lyn  – Anadolu

El alcalde de la ciudad de Nueva York, Eric Adams, anunció este viernes 4 de marzo que el requisito de estar vacunado en interiores y la obligación de llevar máscaras médicas en las escuelas se anulará a partir del próximo lunes.

“Es hora de abrir nuestra ciudad y hacer que la economía vuelva a funcionar”, dijo Adams en una rueda de prensa y bromeó: “Sin lugar a duda este es un momento de Arnold Schwarzenegger: ‘Volveremos’”, en referencia a la famosa frase del actor austriaco en la película The Terminator (El Exterminador), en la que el personaje de robot que interpretó dice ‘I’ll be back’.

Adams dijo que “la gente podrá entrar y disfrutar de los restaurantes y los negocios y ser parte de esta gran ciudad sin tener que mostrar un comprobante de vacunación” y explicó que “esto significa que nuestros restaurantes, empresas y salas de conciertos ya no tendrán que exigir a los clientes que proporcionen esta prueba”.

No obstante, el alcalde dijo que los restaurantes y las empresas todavía podrán exigir certificados de vacunación si así lo ven oportuno. “Tenemos que volver a encarrilar nuestra economía”, agregó el alcalde.

Adams también anunció que ya no se requerirán máscaras en las guarderías y primaria (K-12) y señaló que la tasa de positivos por la COVID-19 la semana pasada fue del 18%.

“Nuestras escuelas han sido algunos de los lugares más seguros”, dijo Adams, al tiempo que enfatizó la necesidad de hacer que el día escolar sea más fácil para los estudiantes, los maestros y el personal.

Las máscaras ahora serán opcionales en casi todas las escuelas de la ciudad.

“Si se siente cómodo usando su máscara, siéntase libre de hacerlo”, dijo Adams y añadió que “las máscaras ahora serán una opción en lugares interiores y estarán disponibles para los estudiantes y trabajadores y cualquier persona que quiera usar una, porque queremos que las personas tengan ese nivel de comodidad”.

Los programas de preguardería, con niños menores de cinco años, aún requerirán máscaras porque las vacunas aún no están disponibles para ese grupo de edad, pero para todas las demás escuelas, la vida volverá a ser como era antes de que las máscaras se convirtieran en obligatorias.

“Sé que lo echas de menos, y yo lo echo de menos”, dijo Adams. “Queremos ver la cara de nuestros hijos, queremos ver sus sonrisas, queremos ver lo felices que son. Una mascarilla nos lo impidió durante casi dos años”.

*Traducido por Daniel Gallego.

A %d blogueros les gusta esto: