Zócalos de Guatapé, herramienta pedagógica para aprender historia

Aprovechar e incorporar el estudio de los característicos zócalos de este municipio del oriente antioqueño surgió como alternativa para que las nuevas generaciones conozcan la historia del pueblo.

Este nuevo modelo pedagógico, aplicado en grados de secundaria y media de una institución en Guatapé (Antioquia), evidencia la viabilidad de reformar el plan de estudios de las Ciencias Sociales.

Así lo percibe María Mercedes Molina Hurtado, docente asesora de investigaciones y tesis de la Universidad Nacional de Colombia (U.N.) Sede Medellín, quien agrega: “hoy en día a los muchachos les interesa muy poquito la historia; prefieren la música, la educación física, algunos las matemáticas y lo menos posible recordar datos o asociar fechas y acontecimientos históricos”.

Según el informe de la tesis de Luz Mery Ayala Andica, para que los alumnos conozcan y valoren la cultura propia, al currículo de Ciencias Sociales de grados noveno, décimo y once de la Institución Educativa Nuestra Señora del Pilar se incorporó la historia local a partir de los llamativos elementos de las fachadas de las casas, con el fin de fomentar la investigación, la creatividad, y la identidad nacional y local. La estudiante hizo el estudio como parte del trabajo de grado de la Maestría en Historia de la Facultad de Ciencias Humanas y Económicas de la U.N. Sede Medellín.

Orígenes y tradiciones

Los estudiantes se capacitaron en encuestas y entrevistas, y a partir de las conversaciones con los pobladores se les enseñaron diferentes temas: “si se pintaban indígenas era porque se recordaba la época de La Conquista. La profesora les hablaba de ese periodo y en clase también conocían qué comunidades había en la zona y qué se había heredado de ellas”, ejemplifica la profesora Molina.

Un caso es el de una vivienda ubicada en la Calle Bodegas (de Marta Agudelo García), cuyos zócalos hacen alusión al cacique Guatape, quien estaba al mando de la tribu Tahamí. Esta, según archivos documentales, era pacífica, pero al enfrentarse y defenderse de los conquistadores tuvo un comportamiento agresivo.

La propietaria les dijo a los estudiantes Andrés Gallego Hernández y Juliana María Suárez que el zócalo de su casa es el cacique Guatape, porque  “él representa a los indígenas que habitaron estas tierras”, y describió que “la flecha es el arma con la que se defendían en las montañas donde vivían”.

Por otro lado, en la Calle del Recuerdo hay una casa cuyo zócalo hace alusión a los cargueros y silleteros, quienes a mediados del siglo XVIII e inicios del siglo XIX eran considerados como el único medio de transporte de personas y carga. Ellos caminaban largas jornadas por las empinadas y resbalosas montañas de Antioquia enfrentándose a difíciles condiciones climáticas.

También se ilustran aspectos más actuales como los deportes náuticos, entre ellos canotaje, remo y halc sup, los cuales llegaron con la construcción de la represa, que estimuló la creación de campeonatos e impulsó el turismo en el municipio. Un zócalo referente es el de la casa de la familia Rendón Urrea, ubicada en Villas del Pinar.

Fuentes documentales

En el estudio se utilizó el método de la historia oral, pero también se tuvieron en cuenta fuentes documentales como textos de algunos escritores locales, revistas, periódicos, álbumes fotográficos familiares, archivos municipales y eclesiásticos, y videos del canal de televisión local Corpagua.

Según la docente Molina Hurtado, el novedoso ejercicio validó la posibilidad de emplear otros métodos en la enseñanza de la historia, opción permitida por la Ley General de Educación (115 de 1994), con la cual se planteó la posibilidad de que las instituciones educativas flexibilicen sus planes de estudio en pro de mejorar la calidad.

Además de ser útil para enseñar la historia de Guatapé, la investigación también les permitió a los estudiantes obtener bases que, de hecho, pueden aprovechar para servir de guías turísticos a los visitantes que llegan a la localidad cada fin de semana.

Por su éxito y pertinencia, la metodología utilizada se puede ampliar no solo para colegios, sino para la población de los municipios en general. “Así se puede trabajar con las casas y fincas más viejas, los primeros mercados, barberías o iglesias de cada pueblo”, afirma.

La investigadora Ayala Andica espera elaborar una cartilla para complementar la enseñanza de la historia en instituciones de Guatapé.

Cuéntanos lo que piensas

A %d blogueros les gusta esto: