Variante india de COVID-19 amenaza con una tercera ola en Reino Unido ante el aumento de casos

Un estudio revela que las inyecciones de AstraZeneca y Pfizer/BioNTech ofrecen protección contra la cepa.

Por: Muhammad Mussa / Anadolu

Crece la preocupación en el Reino Unido de una tercera ola de la pandemia de COVID-19 a medida que los casos con la variante india aumentan rápidamente en el país.

Más de 3.400 casos de la mutación han sido registrados hasta ahora por la institución de Salud Pública de Inglaterra o Public Health England (PHE), la agencia gubernamental que vigila la propagación de virus e infecciones mortales. Los casos se concentran principalmente en la ciudad de Bolton, pero ahora se están extendiendo al centro y sur del país, incluida la capital, Londres.

En un esfuerzo por contener la propagación, el Gobierno ha puesto en marcha un plan de pruebas rápidas en Bolton, donde un equipo de respuesta rápida de 100 personas va de puerta en puerta para realizar pruebas diarias. También se han distribuido 33.000 kits de pruebas en toda la ciudad y más de 3.400 kits han sido entregados en visitas puerta a puerta por funcionarios de salud pública.

El Gobierno también está reforzando su campaña de distribución de vacunas en el centro y sur del país, donde ha instado a la población local a recibir la vacuna. Además, se han reforzado las pruebas y el rastreo de contactos para localizar la variante y evitar que se siga propagando.

Según PHE, la variante india, conocida también como B.1.617.2, podría ser más transmisible que la variante de Kent, la primera de este tipo que surgió en Reino Unido el año pasado y se convirtió en la cepa dominante en el país. Sin embargo, la mutación india podría convertirse en la variante dominante si las cifras siguen aumentando a este ritmo.

Un estudio realizado por PHE el sábado reveló que las vacunas de Oxford/AstraZeneca y Pfizer/BioNTech ofrecen una protección significativa contra la variante india del coronavirus, lo que hace esperar que un programa de vacunación más intenso pueda frenar su propagación.

«La vacuna de Pfizer/BioNTech tuvo una eficacia del 88% contra la enfermedad sintomática de la variante B.1.617.2 dos semanas después de la segunda dosis, en comparación con una eficacia del 93% contra la variante B.1.1.7. 2. La dosis de la vacuna de AstraZeneca fue un 60% efectiva contra la enfermedad sintomática de la variante B.1.617.2, comparado con un 66% de efectividad contra la variante B.1.1.7», dijo PHE en un comunicado.

«Ambas vacunas tuvieron una eficacia del 33% contra la enfermedad sintomática de la variante B.1.617.2, tres semanas después de la primera dosis, en comparación con una eficacia de alrededor del 50% contra la variante B.1.1.7», añadió la agencia gubernamental.

El estudio se llevó a cabo entre el 5 de abril y el 16 de mayo y analizó todos los grupos de edad del Reino Unido. Se estudiaron 1.054 personas que habían contraído la variante india y se comprobó que ambas vacunas ofrecían una protección significativa contra la cepa. Las vacunas también ofrecían niveles de eficacia aún mayores contra otras variantes.

El domingo 23 de mayo, 2.235 personas dieron positivo en las pruebas del virus, lo que eleva el número total de infecciones notificadas esta semana a 17.719. Esto representa un aumento del 11,3% en comparación con la semana anterior.

Más de 37 millones de personas recibieron la primera dosis de la vacuna el sábado 22 de mayo y más de 22 millones ya han recibido la segunda. Las vacunas se administran actualmente en dos dosis con 21 días de diferencia.

*José Ricardo Báez G. contribuyó con la redacción y traducción de esta noticia.

Cuéntanos lo que piensas

A %d blogueros les gusta esto: