Representantes piden soluciones por impacto de Relleno Doña Juana

na intervención de fondo que solucione los impactos que genera el Relleno Doña Juana en la comunidad del barrio Mochuelo Alto, pidieron un grupo de representantes a la Cámara por Bogotá en audiencia pública realizada en la localidad de Ciudad Bolívar.

Los congresistas que escucharon y vivieron de primera mano la situación que enfrenta esta población, lamentaron la ausencia de los funcionarios del Distrito invitados a la audiencia.

“Todos los bogotanos estamos sintiendo más conciencia de la gravedad del problema en Doña Juana, e insistir que esto necesita una solución pronta y lo mínimo que debe hacer el Gobierno Nacional, y lo mínimo que debe hacer la directora de la Uaesp y el alcalde Enrique Peñalosa, es venir a charlar con la comunidad y entender la gravedad del problema”, dijo el representante del Partido Verde, Inti Asprilla.

Por su parte, habitantes del sector insistieron que han sido abandonados por las autoridades competentes y manifestaron que son lamentables las condiciones que atraviesan.

Gloria Bejarano Agudelo, profesora de uno de los colegios de la zona, sostuvo que los niños padecen enfermedades a causa de los malos olores que produce el relleno.
“Muchos niños me están llegando con incapacidades, tienen dolor de garganta, dolor de cabeza. Los niños tienen que colocarse tapabocas en las clases, entonces es muy difícil”, precisó la docente.

Otros afectados como el tecnólogo industrial Juan Carlos Tobos, indicó que la Alcaldía Mayor debería buscar otras soluciones como la búsqueda de nuevas tecnologías para procesar las basuras.

“Ya la basura  no se debe enterrar, la basura hay que reutilizarla, incluso producir energía con ella, utilizando tecnologías como en muchas partes del mundo, incluso acá en el país ya están desarrolladas”, explicó.

A su vez, el representante del Polo Democrático, Alirio Uribe, dijo que hay que analizar con lupa la ampliación de la operación del relleno hasta el 2070. “La Alcaldía está haciendo una licitación para contratar nuevamente las basuras. Lo que va hacer es quitarle el servicio de basuras a una empresa del Distrito que tiene más del 50 por ciento del manejo de las basuras y se la va a entregar a los privados un contrato por ocho años para que sigan enterrando la basura. Lo que piensan es extender este botadero hasta el área que queda al otro lado del Mochuelo Alto”, anotó Uribe.

El Distrito  espera adelantar la fase cuatro del relleno para lo cual se necesitarían 330 hectáreas, de las cuales 130 serían para disposición final de residuos y otras 200 para la zona de amortiguación.

Son 100 mil familias del barrio Mochuelo Alto las afectadas por el Relleno Doña Juana.

Fuente: Oficina de Información y Prensa Cámara de Representantes.

Cuéntanos lo que piensas

A %d blogueros les gusta esto: