«Rebelde Way» tiene una nueva vida con el estreno de su segunda versión mexicana, «Rebelde»

El drama musical y juvenil «Rebelde», la nueva y segunda producción mexicana que da continuación a una historia adaptada de la popular telenovela argentina de principios de los 2000 «Rebelde Way», estrenará mañana en la plataforma de streaming Netflix con una propuesta «muy abierta y con una diversidad enorme» que sigue a un grupo de adolescentes para los que «no existen las etiquetas».

Así lo aseguró el actor Franco Masini, el único intérprete nacional que participa en un elenco integrado por jóvenes de distintos países de la región, quien señaló que «si bien es un universo conocido, son todos personajes nuevos y actuales, con lo que eso implica en la generación de chicos y chicas de hoy».

«Todo eso la hace distinta a lo que existió antes y también respecto a las series que hay ahora, por la música y por la mezcla de culturas que se da a través de personajes de distintos países, con diferentes maneras de hablar y trasfondos», agregó en diálogo con Télam de cara a su desembarco en el streaming tras 16 años del final de «RBD», su antecesora.

Es que en esta oportunidad, y bajo la dirección de Santiago Limón -conocido por su trabajo como realizador en la segunda temporada de la tira «La casa de las flores»-, la historia creada por Cris Morena y emitida por dos temporadas en Azul TV (ex Canal 9) y en América da un inevitable y bienvenido salto en el tiempo que sintoniza con los discursos «centennials».

Así, pasajes originales hoy vinculados a problemáticas como la gordofobia y las relaciones tóxicas, y que desde las críticas actuales «envejecieron mal», son reemplazados en «Rebelde» por dinámicas de aceptación y diversidad en un entramado más general que, al igual que su predecesora argentina, abunda en dramas, romances, desamores y hasta misterio.

Todo ocurre en la Elite Way School -del mismo nombre que la original-, una institución secundaria de aclamado prestigio internacional en la que las y los alumnos conviven día y noche mientras avanzan en su formación musical dentro de los programas especiales del colegio.

Al empezar el año, el terreno escolar, estereotípicamente poblado por niños y niñas ricos y pobres y con apellidos más o menos conocidos en el ambiente, recibe a un nuevo grupo de ambiciosos y talentosos adolescentes que provienen de distintos países de América Latina como Colombia, Brasil, México y Argentina.

Allí se encuentran el egocéntrico Luka Colucci (Masini); la famosa estrella de pop Jana Cohen (Azul Guaita); Esteban (Sérgio Mayer Mori), un joven compositor; la baterista Andi (Lizeth Selene); Dixon (Jerónimo Cantillo), un amigable rapero; y la inocente MJ (Andrea Chaparro).

Mientras se conocen, los adolescentes pronto formarán una banda musical, aunque en los entretelones del colegio parece reaparecer una sociedad secreta que busca frustrar las aspiraciones del alumnado.

A un día de su llegada a Netflix, Masini, que a lo largo de sus diez años en el rubro televisivo participó de producciones nacionales como «El legado» y «Esperanza mía» y de series extranjeras como la irlandesa «Riviera», conversó con esta agencia sobre la nueva apuesta juvenil de la plataforma.

T: Pasaron veinte años entre la primera temporada de «Rebelde Way» y la llegada de «Rebelde», y algunos cambios como en la mirada de género eran inevitables. ¿Qué otras transformaciones pensás que se reflejan en esta historia?

FM: Tiene algo interesante sobre esta generación y es que todo el tiempo le pone el foco a una cosa y al instante lo pone en otra cosa, y se olvidó de lo anterior. Es algo muy veloz y eso está marcado en el tempo de la serie, es una serie muy rápida, donde los conflictos aparecen, desaparecen y vuelven otros, y creo que es algo que pasa en esta generación. Aunque en el elenco somos un poco más grandes que los personajes, esa dispersión es algo que me parece que está muy bien logrado.

T: Cada vez aparecen más producciones, especialmente en las plataformas, en las que la colaboración entre países de la región es central. ¿Cuál es tu mirada sobre este momento?

FM: Increíble. Es un escenario muy bueno en el que aparecen herramientas y oportunidades para actores y actrices en distintas partes del mundo y ni siquiera es necesario que estén viviendo en algún lugar en especial, se va mutando de base acorde a los proyectos. En mi caso, por «Riviera» me tocó estar filmando en Francia, en Italia y después en Argentina, y ahora por «Rebelde», en México. Me parece que es algo que está pasando cada vez más, como por ejemplo que dentro de una serie hablada con los modos del país de origen aparezca algún extranjero hablando en el suyo. Eso hace que los conceptos sean más integrales, no sólo hacia el interior de los proyectos, con las plataformas, sino para los actores y actrices.

T: ¿Qué expectativas tenés con el estreno de «Rebelde»?

FM: Ojalá que puedan disfrutarlo tanto como lo hicimos nosotros, fue un esfuerzo muy grande poder hacerlo durante la pandemia, rodando con todo lo que eso implicó. Se armó una gran familia, le pusimos mucho esfuerzo y muchas ganas, y ojalá sea motivadora e inspiradora para el público, que se pueda identificar con los personajes, que se rían, lloren, que los admiren, que puedan sacarse inquietudes. Con eso nos alcanza y sobra, y también disfrutaremos de poder, más allá de todo, llegar a un estreno en tiempos de pandemia, que no es algo menor y nos hace muy felices.

Cuéntanos lo que piensas

A %d blogueros les gusta esto: