¿Qué son los Fondos Soberanos (Sovereign Wealth Fund)?

Se trata de Fondos propiedad de Estados, que manejan una cartera de activos financieros, tanto nacionales como internacionales. Si bien están alimentados por el ahorro público, están destinados a la gestión de activos en el extranjero. Su resultado es clave para la Economía, dado que puede moderar los shocks económicos; salvaguardar la riqueza de las generaciones futuras; desarrollar inversiones claves para el país; pagar las pensiones; o maximizar la rentabilidad de una parte de las reservas internacionales. Incluso asumir posiciones contra-cíclicas. Su origen no proviene de endeudamiento, con lo que son fondos sin apalancamiento.

Alfredo Oliveros. Egresado como Contador Público de: Universidad de la Rep. del Uruguay y Universidad de Buenos Aires (Argentina). Master en Economía Internacional de la Universidad de Belgrano (Argentina). Docente en Economía en distintas Universidades de América Latina. Contratado como asesor por distintos Gobiernos de América y asesor de distintos programas del BID (Banco Interamericano de Desarrollo)

Estos Fondos han acumulado por dos vías: a) como resultado de superávits comerciales y b) por exportación de materia primas, principalmente petróleo. En el primer grupo se encuentran los fondos soberanos de países como China, Singapur, Corea y Malasia. El segundo grupo lo conforman entre otros, los fondos soberanos de los países de la Península Arábica, Noruega y Rusia.

Se constituyen para proteger  circunstancias especiales que son producto de esta época, especialmente por los cambios en las estructuras socio-económicas. Se obligan a manejar volúmenes importantes de dinero, en plazos largos. Las áreas más requeridas para aplicar los Fondos son las de Tecnología, Infraestructura y Finanzas.

Estos Fondos buscan especialmente empresas con una rentabilidad moderada, que operen en sectores de bajo riesgo, como el de la energía o las estructuras. Son apreciados para inversiones en la internacionalizan de proyectos.

En el caso del segmento inmobiliario, no “es el tradicional de financiar grandes complejos hoteleros, estadios de futbol o las torres más altas de cada ciudad, sino que está muy relacionada, por ejemplo, con la apuesta al desarrollo del comercio electrónico que impulsará la demanda de almacenes y naves industriales, auténtica espina dorsal del comercio mundial”.

Hace un año el fondo chino Investment Corporation adquirió Logicor por U$S 14.000 millones. Se trata de una de las compañías de logística en Europa.  . Otro nicho que ha despertado el interés de los fondos, son la residencia de los estudiantes. También en materia de salud  se están realizando operaciones con estos fondos, como ha sido el Fondo Soberano de Arabia Saudí liderando en agosto del 2017 una inversión en la empresa de tecnología que desarrolla medicamentos para enfermedades como el de Alzheimer. El monto aplicado ha sido de U$S 1000 millones. Están dándose recientemente operaciones financiadas por estos Fondos, vinculadas con la problemática del cambio climático y con los “activos verdes”.

Noruega, China, Arabia Saudí, Kuwait, Singapur, Emiratos Árabes. Son algunos de los Fondos que están en el mercado mundial. Aun cuando han sido puestos en duda, básicamente por el temor de algunos gobiernos (en especial las principales potenciales mundiales) de que sus inversiones se basen más en criterios políticos que económicos. Aunque quizás se opongan a los procedimientos que aplican estos Fondos en el sentido de promover la transparencia, el buen gobierno, la responsabilidad y las prácticas prudentes de inversión.

* Toda la información utilizada proviene de: Javier Capapé, director del Sovereign Wealth Lab de IE Business School y Luis Custodio de la publicación Economía & Mercado, del Diario El País de Uruguay.

Cuéntanos lo que piensas

A %d blogueros les gusta esto: