¿Periodismo?

Que día alguien habló conmigo sobre lo que escribo, me comentó, a manera de crítica, que mis escritos no son opinión periodística. Que carecen del rigor periodístico que, a su juicio, deberían tener.

Aprecio invaluablemente la crítica, es absolutamente necesaria para mejorar. Te permite saber en que debes esforzarte más y que estás haciendo bien. Ver con otros ojos tu trabajo.

Así que, debido a esa crítica, me senté a reflexionar y sí, efectivamente, mis escritos de opinión carecen de rigor periodístico, porque mis letras no son periodismo. Escribo opinión mas no desde un enfoque periodístico. Precisamente porque la intención de mis letras no es esa.

Dentro del género de opinión hay un gran arcoíris de estilos y entre esos, uno que es muy íntimo, donde los argumentos son la forma como el escritor ve el mundo.

Escribir desde tu interior, desde tu ser, exponer la forma como comprendes el mundo no es sencillo. Para mí, es más “fácil” hacerlo desde el rigor periodístico, temas que requieren datos, fuentes y una rígida estructura… es más complicado desnudar tu alma frente a ojos de muchos extraños.

Es un territorio inhóspito, sabes donde comienzan tus letras, pero no donde van a terminar, porque escribes desde tu realidad y autocuestionamiento.

Porque, queriéndolo o no, terminas escribiendo sobre tus seres cercanos, tu diario vivir, es inevitable y a muchos no les gusta leerse ni que otros lean sobre ellos.

En este tipo de escritos de opinión se cuentan, historias, experiencias, anécdotas, reflexiones… Eso es lo que encuentras en mis columnas.

Cuéntanos lo que piensas