Parte I ¿Adivinando el futuro de la “Economía”?

Los principales indicadores económicos de América Latina., habiendo cerrado información del 2017, están sirviendo para sus pronósticos del 2018, aún cuando ya viene transcurriendo la mitad de este año ¿Qué se puede aceptar de los mismos? Como se ha señalado, desde esta columna, la “Economía” tiene un sistema de interpretación sobre los hechos socio-económicos, en el que parte de la población no encuentra su reconocimiento… Además, otra dificultad está en que el ciudadano quiere conocer el hoy y especialmente su futuro y no el ayer, como son los datos de la “Economía”. A continuación se comenzará con: Desarrollo económico (crecimiento o no) y Sector externo (tratados o no).

Alfredo Oliveros. Egresado como Contador Público de: Universidad de la Rep. del Uruguay y Universidad de Buenos Aires (Argentina). Master en Economía Internacional de la Universidad de Belgrano (Argentina). Docente en Economía en distintas Universidades de América Latina. Contratado como asesor por distintos Gobiernos de América y asesor de distintos programas del BID (Banco Interamericano de Desarrollo)

¿Qué es el Crecimiento para la Economía? El sistema de medición, se establece a partir de la variación del PBI (Producto Bruto Interno) en un periodo determinado. Pero es un esquema sujeto a observaciones. La primera y fundamental es, que se debe considerar que una variación positiva, no será solo de la producción. Tiene valor, si incluye el reconocimiento, a la mejor distribución del Ingreso. También debe considerar resultados, como el del “crecimiento equilibrado”. Significando que hasta se tiene en cuenta el cuidado de los factores ambientales. Es fundamental, para el Crecimiento, demostrar la existencia de una Inversión (Pública y Privada), que esté sustentada por un Ahorro. Sostenido (Interno y Externo).

¿Qué son los Tratados? Durante los últimos años ha existido abundantes análisis de los mismos, buscando facilitar acuerdos comerciales entre países. Supuestamente aspirando impulsar el comercio entre países. Puede tener sentido, si se logra mejorar la productividad y paralelamente elevar el nivel de vida. Pero el problema principal es que la tramitación, en general es bastante larga y llena de incertidumbres sobre el futuro desarrollo de las partes. Esto ocurre, ya que hay temas, además de los comerciales, que se introducen en la consideración de los Tratados, .Como pueden ser: acuerdos sobre propiedad intelectual y patentes; políticas ambientales y laborales; etc.
Las consideraciones anteriores, tienen que ver con la búsqueda de: Desarrollo Económico; Mejor Distribución del Ingreso, Impulsar la Capacitación; Mejorar el Nivel Sanitario; y Crecer en Aplicaciones Tecnológicas, etc… A los que cabría agregar estudios en: Nivel de Deforestación; Situación del Agua, Contaminación, Calentamiento Global; Control de Desechos y su eliminación., etc.

En la próxima entrega se examinará lo referido al “Endeudamiento”

No se debe olvidar que formamos parte de un Planeta Vivo, un organismo total, pulsante y vigoroso (Hazel Henderson).

Cuéntanos lo que piensas

A %d blogueros les gusta esto: