Otros cambios y sus retos…Peligrosos (II)

Alfredo Oliveros. Egresado como Contador Público de: Universidad de la Rep. del Uruguay y Universidad de Buenos Aires (Argentina). Master en Economía Internacional de la Universidad de Belgrano (Argentina). Docente en Economía en distintas Universidades de América Latina. Contratado como asesor por distintos Gobiernos de América y asesor de distintos programas del BID (Banco Interamericano de Desarrollo)
Advertencia: En la última entrega de esta columna, se examinaron aspectos referidos exclusivamente con problemas del cambio climático y su impacto sobre nuestra sociedad. Se ampliará con el análisis de esa problemática Se expondrán sobre situaciones que, pueden darse del punto de vista social. colectivo, según la visión exclusiva de un autor*.

Se inicia con el denominado “Reto nuclear”. Durante algunos años el Mundo conformó una gran inquietud sobre la posibilidad, de que la situación de la Guerra Fría se volviera “caliente y abrasadora”. Luego de los 1945, muy pocas fronteras se redibujaron.” En 2016 a pesar de las guerras en Siria, Ucrania y varios otros puntos clientes. morían menos personas “debido a la violencia humana que, a la obediencia, los accidentes de tráfico o el suicidio”. Aunque ahora se vuelve a cuestionar la preparación de armamento “nuclear”.

La sociedad se enfrentará en las décadas venideras al “Reto ecológico”. Se desarrollará la desestabilización, producto de tomar cada vez más recursos del entorno. A cambio. le vertemos en él, cantidad de desechos y venenos. Ese proceso implica alteraciones en la composición del suelo, del agua y de la atmósfera. “Un agricultor que cultive maíz en Iowa podría, sin saberlo, estar matando peces en el golfo de México”.

Además, estamos acercándonos rápidamente a varios puntos de inflexión, más allá de los cuales una reducción espectacular de las emisiones de gases de efecto invernadero., no bastará para invertir la tendencia y evitar una tragedia mundial. El aislamiento nacionalista, probablemente sea incluso más peligroso en el contexto del cambio climático que en el de la guerra nuclear

Quizás sorprenda sobre lo que puede ser la amenaza existencial del siglo XXI: “el reto de la disrupción tecnológica”. Mientras que la guerra nuclear y el cambio climático amenazan solo la supervivencia física de la humanidad, las tecnologías disruptivas podrían cambiar la naturaleza misma del género humano y por tanto estar mezcladas con creencias éticas y religiosas. A su vez, las disrupciones tecnológicas podrían aumentar el riesgo de que estallasen guerras apocalípticas. Cualquiera que sea la opinión del lector ante la reglamentación de las tecnologías disruptivas, pregúntese, su es probable que estas reglas se mantengan, incluso si el cambio climático causa carestías alimentarias globales, o si acaba por inundar ciudades en todo el mundo y si envía a cientos de millones de refugiados allende las fronteras.

*Armados todos los párrafos extraídos textualmente del libro “21 lecciones para el siglo XXI”, de Yuval Noah Harari”

Cuéntanos lo que piensas

A %d blogueros les gusta esto: