Organización indígena de Ecuador exigió el congelamiento de precios de combustibles

La Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie) advirtió hoy que esperará hasta el martes próximo una respuesta del Gobierno a su reclamo de congelamiento del precio de los combustibles y, de no haber una contestación, evaluará en asamblea los próximos pasos.

El anunció lo hizo el titular de la Conaie, Leonidas Iza, que explicó que el miércoles 11 se hace efectiva la suba mensual del precio de los combustibles, y por eso el plazo hasta un día antes.

«Vamos a esperar hasta el martes 10 la respuesta a este pedido; ese día evaluaremos en la asamblea (del Consejo de Gobierno de la Conaie) para convocar a la gran unidad de los sectores populares», dijo Iza en conferencia de prensa.

Ayer, el Frente Unitario de Trabajadores (FUT), la mayor central obrera del país, convocó a una manifestación para el miércoles con un pliego de demandas que incluye también el congelamiento del precio de los combustibles.

IKza reclamó la derogatoria de tres decretos ejecutivos que firmó el exmandatario Lenín Moreno en mayo del año pasado que permitieron la liberación de los precios de los combustibles.

Las demandas de la Conaie incluyen también otros puntos, entre ellos el cese inmediato de la política minera que, según Iza, se extendió a zonas de recarga hídrica; que haya consultas sobre futuras concesiones; y que se reestructure las deudas con bancos y cooperativas.

El dirigente indígena advirtió que de la respuesta del Gobierno dependerán las acciones que se adopten, al amparo de la figura constitucional del derecho a la resistencia de los pueblos, reportó la agencia Sputnik.

Añadió que el movimiento indígena apoya las manifestaciones sociales en todas sus formas, incluida la movilización del FUT de la semana próxima.

En tanto, maestros enrolados en la Unión Nacional de Educadores (UNE) se movilizaron hoy hasta la sede de la Corte Constitucional, en Quito, para exigir que se ratifiquen las reformas a la Ley Orgánica de Educación Intercultural aprobadas por la Asamblea Nacional (parlamento unicameral) con su anterior composición.

Entre otros aspectos, la ley dispone el incremento de la remuneración básica mensual de los docentes de 800 dólares a 1.000 dólares y la reincorporación de maestros que fueron despedidos o desvinculados durante la emergencia sanitaria.

El reclamo incluye una huelga de hambre que ya cumplió 24 días por parte de un grupo de 80 docentes en varias provincias del país.

Ayer, el presidente Guillermo Lasso aprobó varias modificaciones al reglamento de la Ley, relacionadas con el funcionamiento de los centros educativos, pero no hizo lugar a las demandas de los maestros, quienes continuarán con sus medidas.

Cuéntanos lo que piensas

A %d blogueros les gusta esto: