Oprah y su vacío discurso

Oprah es genial. Su historia de vida es asombrosa, un ejemplo y referente para todas nosotras. Una leyenda viviente que se enfrentó a los “tú no puedes”, “tú no debes”, “tú no eres capaz”, por ser negra, mujer y con unos patrones de belleza no estandarizados en lo que comercialmente consideran bellos.

Oprah viene de un hogar pobre, una madre que limpiaba casas y sufrió abusos. Pero a pesar de todo ese entorno tan desalentador ella jamás dejó de creer en sí misma y siempre perseveró. Hoy es la persona más influyente en el mundo de las comunicaciones en Estados Unidos.

Le rindieron homenaje en los Globos de Oro y ella dio su discurso, yo estaba preparada para escuchar unas palabras conmovedoras y de empoderamiento femenino debido al movimiento de #TimeUp.

Pero para mí su discurso fue una decepción. Palabras huecas, un discurso de marketing carente de sentimientos, de un contenido verdadero, sin profundidad. Yo esperaba una tasa de espeso chocolate y lo que recibí fue una cucharadita de agua.

En relación al empoderamiento femenino fueron más contundentes las breves palabras de Natalie Portman, Laura Dern y Bárbara Streisand, cuando recibieron y presentaron los premios.

Natalie Portman presentó el premio a mejor director y sus pocas palabras fueron contundentes: «Y estos son los nominados exclusivamente hombres”. Lo cual sorprendió notoriamente a la audiencia y la cara de Guillermo del Toro es burlesca y decepcionante. Paradójicamente el premio a Mejor Película de Comedia se lo llevó Lady Bird, y su directora es una mujer, la talentosa Greta Gerwig, a quién nunca nominaron a la categoría de Mejor Director.

La actriz Laura Dern cuando recibió el premio a Mejor actriz secundaria en televisión por su papel en “Big Little Lies” aprovecho sus palabras e hizo un llamado para acabar con el silencio: “A muchas de nosotras nos enseñaron a no delatar. Vivimos una cultura del silencio que estaba totalmente normalizada. Insto a todo el mundo no solo a apoyar a las supervivientes y los testigos que son lo suficientemente valientes como para contar la verdad, sino a promover la justicia reparadora. Tenemos por favor también que protegerles y contratarlos. Enseñemos a nuestros hijos que hablar sin miedo es nuestra nueva brújula moral”. Las palabras de Dern más breves frente al discurso de Oprah, pero para mí, indiscutiblemente más contundentes.

Y quien cerró con broche de oro la noche fue mi adorada Bárbara Streisand, a quien por cierto admiro más que a Oprah. Bárbara siempre ha sido para mí un referente. Las palabras de ella, también breves, pero tan contundentes que para mí, el discurso de Oprah quedó en pañales. Ella dijo: “En el backstage escuché que dijeron que yo fui la única mujer que obtuvo el premio al Mejor Director, y sabes, eso fue en 1984, eso fue hace 34 años ¡Gente, Time’s Up (se acabó el tiempo)!”, dijo ella, haciendo alusión al movimiento del mismo nombre. Continuó diciendo: “Necesitamos más mujeres directoras y más mujeres que sean nominadas a esta categoría. Hay tantas películas que son tan bien dirigidas por mujeres. Ya es hora. Estoy orgullosa de estar rodeada de gente que habla contra la violencia sexual, contra la desigualdad y contra mezquindad que está envenenando la política. Estoy orgullosa de pertenecer a una industria que se atreve a enfrentarse con esta situación y a tratar de cambiar la manera en que hacemos negocios. La verdad es poderosa. Tanto que puede cambiar la mente de las personas, influir en sus corazones y trazar un nuevo rumbo para las sociedades”.

Merecido el reconocimiento de Oprah, pero vacías sus palabras, tal vez tenía muchas expectativas. Ella tuvo con sus palabras la oportunidad de pedir equidad en los premios y con eso sentar un precedente, por ejemplo, en la categoría de Mejor Director, que solo la ha ganado 1 mujer en la historia de los premios y fue hace 34 años (no me van a decir que en 34 años no han existido películas maravillosas dirigidas por talentosas directoras). Se necesitaban palabras de contundencia que obligaran una transformación. Movimientos como #TimeUps deben lograr cambios y acciones concretas, lograr un despertar que abra realmente los espacios a las mujeres garantizándoles equidad. Igualdad en salarios, en tratos y derechos.

Cuéntanos lo que piensas

A %d blogueros les gusta esto: