Negacionistas increpan y escupen al ministro de Sanidad alemán

BERLÍN, 31 Ago. 2020 (Europa Press) –

Un grupo de manifestantes contrarios a las restricciones impuestas por el coronavirus han insultado y escupido al ministro de Sanidad alemán, el cristianodemócrata Jens Spahn, tras un acto electoral en Bergisch Gladbach, en el oeste de Alemania.

El Gobierno y la Unión Demócrata Cristiana (CDU) han condenado los hechos, ocurridos el sábado. «Debatir sí es democracia y no gritar e insultar», ha apuntado Spahn a través de Twitter.

Los hechos fueron grabados en vídeo y se puede ver al político acercándose a la gente que le está silbando y gritando. Una portavoz del Ministerio ha explicado que Spahn intentó dialogar con los manifestantes, pero no fue posible. La portavoz ha explicado que el ministro fue insultado y recibió un escupitajo.

La Policía del distrito de Bergisch Gladbach ha informado este lunes de que «actualmente no hay pruebas de que se haya escupido al señor Spahn». Un hombre de 39 años de Bergisch Gladbach fue denunciado por insultar a Spahn.

Según la Policía de Bergisch Gladbach, unas 50 personas se habían reunido frente al centro comunitario para protestar contra las restricciones dispuestas para atajar la pandemia de coronavirus.

El portavoz del Gobierno, Steffen Seibert, ha criticado la hostilidad hacia el ministro y ha apuntado que quienes solo insultan a los políticos e incluso les escupen no quieren ningún diálogo.

Varios ministros criticaron el incidente que condenó enérgicamente la cúpula de la CDU. La presidenta del partido, Annegret Kramp-Karrenbauer, ha afirmado que los insultos y escupitajos homófobos son «inaceptables y no pueden justificarse con nada».

«Debemos buscar el diálogo con aquellos que están descontentos con nuestra política contra el coronavirus. Porque nosotros como sociedad solo permaneceremos unidos si hablamos los unos con los otros», ha afirmado Spahn en declaraciones al diario ‘Rheinische Post’ después de que circulase un video en el que se ve cómo es increpado.

La semana pasada, Spahn fue hostigado durante una acto en Wuppertal, en la misma región. Según la Policía, dos personas bloquearon su coche y fueron denunciadas por coacción.

El sábado unas 38.000 personas se manifestaron en Berlín contra las restricciones impuestas por el coronavirus en Alemania e incluso rompieron el cordón de seguridad en un intento de asalto al Reichstag, el Parlamento alemán.

Cuéntanos lo que piensas

A %d blogueros les gusta esto: