MÉDICOS MAFIOSOS

Esta noticia (AQUÍ)  es el ejemplo excelso de lo que es Colombia.

Cuando comenzaron a encerrar gente en la Clínica Adelita de Char para hacerla pasar como covid, ninguno de los médicos de esta institución médica renunció en protesta. Ninguno levantó la mano diciendo “¡Lo que está pasando aquí es un horror!”, que lo es. Todos callaron, todos miraron para otro lado en esta clínica y en docenas más desperdigadas por todo el país. En medio de la crisis de la salud más grande y trascendental de la historia de Colombia, los médicos le dieron la espalda a la vida y escogieron la muerte, porque con la muerte se facturaba más. Ese es el resumen de lo que está pasando en Colombia con el covid. El cuerpo de salud de los hospitales de Colombia no es culpable por intención, sino por NEGLIGENCIA Y POR GUARDAR SILENCIO, por no abrir la boca y reportar lo que pasaba.

Pero aparece una amenaza dudosa, que a todas parece una farsa, y ahora si, todos los médicos de la Clínica Adelita de Char renuncian en solidaridad con el médico amenazado. Es decir, la mafia por encima de la verdad. Esa renuncia del personal médico de esa clínica es un acto mafioso. Parece un acto de solidaridad, pero no lo es. Es lo mismo que hicieron los policías que empujaron acá en Estados Unidos a un viejo que luego murió, después de que echaran a sus compañeros implicados en el empujón.
Eso se llama “solidaridad de criminal”. Eso no es que los galenos estén siendo solidarios con una víctima de una amenaza, aunque así lo parezca. Lo que están haciendo es chantajeando a la comunidad. Les están diciendo a los soledeños “O nos dejan matar inocentes y pasarlos por covid, o se joden y no les damos ningún tipo de salud”.
Asi es como lo veo yo.

Esta es Colombia. Todo es una mafia. Hay mafias de contratistas, de financistas, de médicos, de cachacos, de paisas, de costeños, de odontologos, de productores de pañales, de contratistas de PAE, etc. Colombia está podrida, todo el mundo se mueve como un mafioso, casi que sin darse cuenta, y eso es todo culpa de Uribe y 40 años ininterrumpidos de narcotráfico. La mente de un colombiano ya está “seteada” para enmafiosarse, para construir mafias, para moverse criminalmente, en todos los niveles, desde el presidente de la republica, hasta las que sirven tinto en las oficinas. Todo colombiano tiene su “Pablito” adentro, así no lo admita. Es una sociedad podrida, visceralmente corrupta, casi que mala clase. El colombiano es mala clase, dañado, perverso. Somos un país DAÑADO, y este episodio no es más que otra instancia de ello.

Yo voy a seguir dando palo con este tema, hasta que los médicos hagan un mea culpa y le pidan perdón a Colombia por el crimen que han cometido, un crimen mixto entre negligencia y omisión. Si no piden perdón, el palo no termina. Y a mi no me interesa que se meta la Fiscalía de este bandido a investigar. La Fiscalia de Colombia es otra mafia, otro ambiente podrido hasta los huesos.

La Asociación de Médicos de Colombia tiene que emitir un comunicado PIDIÉNDOLE PERDÓN A COLOMBIA POR EL CARTEL DEL COVID y comprometiéndose en investigar TODOS LOS CASOS en donde murieron y fueron cremados inocentes que no eran portadores de COVID.

Renuncien, revuélquense en mierda, griten, pataleen, armen shows, salgan en todos los noticieros, háganse las víctimas, lloren, rásguense las vestiduras, a mi todo eso me importa un bicho. Si no hay un mea culpa y una disculpa convincente, Colombia no va a pasar la pagina en relación a estos hechos. Hoy, por ejemplo, me llegó información de dos nuevos casos, uno en Barranquilla y el otro en Montería. En otras palabras, ¡EL CARTEL DEL COVID NO HA PARADO! No ha parado y ya empezaron a llorar los médicos dizque por una amenaza y dos coronas, ¡habráse visto tanta hijueputez! Ya van docenas -si no son cientos- de víctimas fatales, y NI A UN SOLO MÉDICO HAN ASESINADO. Pero los malos son los familiares de las víctimas y no los doctores, según estos mafiosos que practican la medicina y la Fiscalía.

Cuando yo era pelao, el único individuo de la sociedad que inspiraba un respeto y una reverencia superior a un médico, era un sacerdote. Hoy en día un médico es un mafioso platero que no está viendo sino cómo meterte un tratamiento costoso para cobrarle más a tu seguro. Así es como yo los veo, y esa es mi realidad.

No lo olviden, doctorcitos (ya no les alcanza ni para la palabra “doctor”): Mea Culpa, con perdón a la sociedad, con la mano en el corazón y prometiendo no volver a hacer algo de esta magnitud nunca más en sus vidas.
Cuando eso pase, quito el pie del acelerador.

Con lloradas chimbas no se resuelve esta situación, lo siento…Y con renuncias de mafiosos, menos todavía…

*Las opiniones expresadas en este documento no han sido sometidas a revisión editorial, son de la exclusiva responsabilidad de los autores y pueden diferir con las de The Cartagena Post.

2 comentarios en «MÉDICOS MAFIOSOS»

  • el 12/06/2020 a las 10:23 am
    Enlace permanente

    Será que «sigue dando palo» el día que un juzgado le ordene retractarse? Nada de lo que usted dice se sostiene en un juzgado serio. El día que lleguen las consecuencias espero sea capaz de dar la cara y no se oculte detrás de un teclado, pero que se puede esperar de un cobarde como usted? Que ni en una red social es capaz de contraargumentar, nada más elimina los comentarios y bloquea a quienes lo dejan en evidencia… Ti

    Respuesta

Cuéntanos lo que piensas

A %d blogueros les gusta esto: