La reciente violencia en Afganistán ha causado la muerte de 15 personas

Un viceministro, un profesor, estudiantes, asistentes a una boda y guardias de seguridad se encuentran entre las víctimas mortales de diferentes ataques, según funcionarios.

Por: Shadi Khan Saif

La explosión de una mina terrestre, un ataque con mortero en una boda y asesinatos selectivos han cobrado 15 vidas en Afganistán en las últimas horas.

Entre las víctimas se encuentran un viceministro, un profesor y guardias de un importante proyecto ferroviario.

Arifullah Arif, viceministro de Desarrollo Urbano y Tierras, fue asesinado a tiros por asaltantes desconocidos en la capital, Kabul, mientras que un profesor universitario llamado Abdul Nasir Fitrat fue asesinado a tiros por atacantes desconocidos en la provincia occidental de Farah.

En la provincia norteña de Kapisa, siete personas murieron y cuatro resultaron heridas en un ataque con mortero en una boda, confirmó el cuartel general de la Policía Provincial.

Aunque ningún grupo se ha atribuido la responsabilidad del ataque, la radio local Salam Afganistán informó que poco después de lo ocurrido se desataron enfrentamientos entre los insurgentes talibanes y las fuerzas de seguridad en el área.

En la provincia occidental de Herat, seis guardias de un proyecto ferroviario que une Afganistán e Irán murieron cuando su automóvil impactó con una mina terrestre en el distrito de Ghoryan.

Con un costo de unos USD 700 millones, Teherán y Kabul inauguraron el año pasado el proyecto ferroviario Khaf-Herat de 220 kilómetros, como parte del gran corredor ferroviario este-oeste que se extiende entre China y Europa.

247 muertes en mayo

La violencia ha aumentado en el país azotado por la guerra desde que Estados Unidos anunció que sus tropas se retirarían el 11 de septiembre, y ha aumentado aún más en las últimas semanas, luego de una tregua de tres días entre Kabul y los talibanes por la festividad musulmana del Eid al-Fitr, a principios de este mes.

Se han presentado fuertes enfrentamientos entre las fuerzas de seguridad y los talibanes esta semana en la provincia oriental de Laghman, que limita con Kabul, y los funcionarios informaron que más de 2.000 familias han sido desplazadas por los combates.

El Ministerio del Interior de Afganistán dijo este domingo que había documentado 247 muertes de civiles presuntamente causadas por los talibanes en mayo, una afirmación que fue rápidamente rechazada por los insurgentes.

*Daniela Mendoza contribuyó con la redacción de esta nota.

Cuéntanos lo que piensas

A %d blogueros les gusta esto: