La JEP entrega los restos de una víctima del conflicto que llevaba 40 años desaparecida en Colombia

La Jurisdicción Especial para la Paz organizó un acto en Medellín donde María Mercedes Jiménez, de 90 años, madre de Germán Darío Flórez Jiménez, logró acabar con cuatro décadas de incertidumbre al saber la verdad del paradero de su hijo asesinado.

Por: Gustavo A. Delvasto D.  – Anadolu

Después de 40 años de búsqueda, la madre y hermanos de Germán Darío Flórez Jiménez lograron obtener cierta paz y poder enterrar con dignidad los restos de una de las víctimas de desaparición más antiguas en los municipios del occidente del departamento de Antioquia.

En un acto especial organizado por la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) María Mercedes Jiménez, de 90 años, madre de Germán, y quien lideró su búsqueda desde que interpuso la denuncia, logró recibir sus restos este viernes 13 de mayo en la ciudad de Medellín.

Tras décadas de incertidumbre, la señora María recibió a su hijo con flores y velas, después de que su cuerpo fuera exhumado en el cementerio de Las Mercedes en Dabeiba, Antioquia.

Las autoridades y la familia pudieron conocer las circunstancias en que fue visto por última vez ese  14 de mayo de 1982, cuando el entonces joven de 21 años salió de su vivienda en la capital de Antioquia para buscar trabajo.

Ante la JEP se logró conocer el paradero de una de las miles de víctimas de desaparición forzada más antiguas en medio del conflicto armado, gracias al aporte de verdad que entregó “un exsoldado perteneciente al entonces Batallón de Contraguerrilla 79”, quien entregó la información precisa, según reportó la JEP en un comunicado.

La identificación se dio en medio de las declaraciones que realizan miembros de la Fuerza Pública dentro del “caso 03: Asesinatos y desapariciones forzadas presentados como bajas en combate por agentes del Estado, así como el caso 04, que priorizó la Situación territorial de la región de Urabá”, detalló la JEP

Las declaraciones dadas por los involucrados fueron contrastadas en terreno y la identidad del exmilitar declarante se mantiene en reserva, ya que existe un “riesgo extraordinario, de acuerdo con un estudio del Grupo de Protección de la Unidad de Investigación y Acusación (UIA)” según dio a conocer la JEP.

En noviembre de 2020, el Grupo de Apoyo Técnico Forense (Gatef) de la UIA contrastó la información aportada y se llegó a la denominada fosa común número 20, en el cementerio Las Mercedes, posteriormente, tras la exhumación se logró la identificación “técnico-científica” de Germán Darío Flórez Jiménez, con el apoyo del Instituto Nacional de Medicina Legal de Colombia.

Según el informe de necropsia entregado a la JEP por Medicina Legal, Flórez Jiménez murió asesinado, una muerte violenta causada por “traumas penetrantes por proyectil de arma de fuego, en la región toracoabdominal y en las extremidades”.

La participación de la familia en el proceso de hallazgo fue coordinada por la Unidad de Búsqueda de Personas dadas por Desaparecidas.

La Jurisdicción Especial para la Paz (JEP), es el organismo que al igual que la Comisión para el Esclarecimiento de la Verdad, la Convivencia y la No Repetición y la Unidad de Búsqueda para Personas dadas por Desaparecidas, hace parte de del Sistema Integral de Verdad, Justicia, Reparación y No Repetición (SIVJRNR), instituciones creadas por el Acuerdo de Paz, firmado en 2016 entre la exguerrilla de las Farc y el Gobierno de Juan Manuel Santos con el propósito de esclarecer los hechos que sucedieron durante el conflicto armado.

A %d blogueros les gusta esto: