La grandeza de Keanu Reeves

Todo el mundo está escribiendo sobre Keanu Reeves, Vuture, New York Times, Forbes…  ¿Cómo no podría hacerlo yo? Comencemos con lo evidente. Es absolutamente hermoso, está más delicioso que el chocolate, y eso ya es mucho decir. Tiene una sonrisa que derrite corazones, una mirada que paraliza… todo él produce taquicardia.

Keanu Reeves

Pero Reeves es mucho más allá de su sexy apariencia. La sencillez que transmite, lo real y lo cercano que se ve es lo que asombra al mundo. Para muchos es difícil entender que, siendo una estrella tan famosa de Hollywood, sea tan accesible, amable y humilde.

Se tiene la percepción que los artistas son lejanos, engreídos, intocables y rodeados de escoltas que los alejan del común de los mortales. Keanu en cambio anda caminando por ahí o en su moto libre como el viento, como otro mortal más. Es, para muchos, difícil de comprender que alguien tan mundialmente reconocido como él se comporte así. Pero ¿Qué quieren de él? Es un ser humano tan real como la que está escribiendo este artículo.

Keanu se niega a renunciar a su humanidad, a la simpleza de la vida, a la naturalidad de las cosas y se aleja de las luces enceguecedoras de Hollywood. Reeves, es simplemente él mismo en todo su esplendor. Se rebela ante las etiquetas y los clichés que lo rodean como estrella de Hollywood. No cede ante nada su derecho a ser un hombre del común.

Va a comer una hamburguesa a un sitio popular, se sienta en un anden a tomarse una Coca Cola, va a la biblioteca por un libro, camina por las calles como cualquiera de nosotros…

Es una estrella con los pies en la tierra, descalzos para sentir la calidez del suelo. Esa sencillez tiene al mundo en shock.

Muchísimos hombres feos, con menos fama, dinero y éxito que él se creen inalcanzables, perfectos, intocables y sagrados. Se auto consumen en su propio ego. En cambio, Keanu disfruta la sencillez de la vida y le regala una sonrisa a todo el que le pide una foto.

La grandeza de Keanu es su sencillez. Es su espíritu libre, hermoso, humilde y tan humano, tan real, tan él. No le importa ir a una alfombra roja con sus botas viejas, gastadas y sucias. Esas que son sus favoritas. No suele cambiar mucho de zapatos, compra nuevos cuando ya definitivamente los viejos no se pueden usar más ¿Ustedes no tienen unos zapatos favoritos que se los ponen siempre? Pues él también.

Keanu Reeves está de moda. Y es, según Twitter, el amor platónico de todos y todas. Ahora a el amor platónico le dicen “crush”, supongo que suena más “cool”. Y bueno, sí, debo confesar que también es mi crush ¿Cómo no lo sería? Es evidente que es hermoso, sexy y con una voz que hace que los calzones se caigan solos.

Reeves tiene todos los ingredientes para robarse el corazón de todas. Apariencia de chico rebelde, lobo solitario, difícil de conquistar, profundo, meditabundo y con motocicleta. Bueno y aún no he hablado de sus películas, pero eso lo haré en otra ocasión. Termino estas palabras con un largo suspiro.

Cuéntanos lo que piensas

A %d blogueros les gusta esto: