La globalización como desafío para 2018

El tercer factor de preocupación por parte de primer ministro indio Modi. En la Reunión Anual 2018 del Foro Económico Mundial de Davos, tiene que ver con el supuesto rechazo de la globalización en algunos países y partes del mundo. Entendiendo como globalización, el proceso por el cual se dan relaciones económicas productivas entre países, para que uno de ellos, sea productor de una parte en un producto final.   Los acuerdos comerciales, para las empresas proveedoras de partes o servicios del producto final, puede afectarlas ante una disminución de la parte de  origen transfronterizo, que hasta puede incidir la producción local. “La solución no es el aislamiento. La solución está en comprender y aceptar el cambio”.

El aspecto positivo de la globalización, tiene que ver con la eficacia que se desprende en el conocimiento de las oportunidades que se pueden generar, al saber anticipadamente mercados disponibles. Como consecuencia, se puede impulsar, con bastante anticipación, esquemas de producción para atender la  demanda externa. La producción local puede preparar la entrega para mercados lejanos, con igual oportunidad que para los mercados locales. La estrategia de producción de insumos para la comercialización, al amparo de esquemas de globalización, resulta ampliamente favorecida,

Lo que es preocupante en la globalización, tiene que ver, con el desarrollo de ese proceso de integración referido., que debe implicar una fuerte unión-coordinación- de mercados finales y los de los locales (insumos), con sus consecuencias sobre el manejo de los precios, costos y los beneficios obtenidos. Como asimismo, la afectación de los proveedores locales, ante excedentes de producción que, por cualquier razón, no son colocados en el exterior, ni internamente y suponen, no solo pérdida de suministro, sino –además-, afectación a las empresas proveedoras locales. Eso se da, especialmente en los productos agrícola-ganaderos. Con lo que puede resultar un exceso o faltante de insumos exportables, por un sinfín de razones, entre otros motivos, problemas climáticos: sequías, inundaciones, etc.

Un aspecto a considerar que, según estén dadas las circunstancias, puede favorecer o no el desarrollo de acuerdos comerciales con otros países se da cuando se instala una ampliación de nuevos acuerdos comerciales, y se considere que mediante una imposición tributaria local, se cubre debidamente a los productores locales. El resultado será: que la imposición tributaria,  se extenderá también automáticamente impuesta a las exportaciones.

Estamos en el alba de una revolución tecnológica que fundamentalmente cambiará nuestras relaciones con respecto a lo social, incluyendo nuestras formas de vivir y trabajar. Estos cambios serán de tal importancia, que nos sorprenderá como impactan en todo el futuro desarrollo. No quedará exceptuado nada. Pero, en primer lugar, se crece en rapidez de cambio. La creación de nuevos productos y servicios, multiplicará la eficacia de su uso. Y además, alcanza a todo: sectores privados y públicos la sociedad civil, el mundo académico, etc. Y los sistemas de gobierno de las autoridades públicas dependerá de su capacidad de adaptación  (Conceptos tomados de Klaus Schwab, de “La Quatrième révolution industrielle: ce qu´elle implique…”)

Cuéntanos lo que piensas

A %d blogueros les gusta esto: