Introducción a la Evolución económica del 2018

Luego de aparecer datos económicos del primer semestre del 2018, se conocen distintos informes  sobre  el estado actual de la economía en algunos países y sus regiones. Pero lo que quizás interesa (¿o preocupa más?), sea lo relativo a las posibles perspectivas del 2019.

Alfredo Oliveros. Egresado como Contador Público de: Universidad de la Rep. del Uruguay y Universidad de Buenos Aires (Argentina). Master en Economía Internacional de la Universidad de Belgrano (Argentina). Docente en Economía en distintas Universidades de América Latina. Contratado como asesor por distintos Gobiernos de América y asesor de distintos programas del BID (Banco Interamericano de Desarrollo)

A continuación se exponen algunas de las situaciones, que  se están conociendo, y  que tienen que ver, en principio, con  el estado actual de la Economía Mundial. Según informe del World Economic Forum (18-4-18), “La Economía Mundial continúa experimentado un ímpetu generalizado. La perspectiva discordante contra ese telón de fondo positivo, es la de un conflicto igualmente generalizado en torno al comercio internacional”. Para fines de agosto está previsto un encuentro de negociaciones del conflicto comercial de China-USA  El problema de las economías avanzadas es: enfrentar al envejecimiento de la población, tasas decrecientes de participación en la fuerza laboral y un débil aumento de la productividad.

Con respecto a las Economías de mercados emergentes y en desarrollo, como pueden ser las de América Latina y el Caribe, según se desprende en el Prólogo del trabajo del BID sobre ·”Informe macro económico de América Latina y el Caribe del 2018”, titulado “La hora del crecimiento”, se señala que la región, en 2017, podía haber impulsado el crecimiento sin grandes gastos fiscales, mediante la profundización de la “Integración regional”

Un año después, el contexto global sigue siendo favorable para la región, lo que brinda oportunidades para implementar reformas muy necesarias. Los precios de las materias primas siguen estables y los principales bancos centrales en las economías avanzadas, siguen adelante con la normalización de las condiciones monetarias. Pero, persisten ciertos riesgos, entre ellos, el causado por el potencial de una mayor inflación  El referido informe del 2018, establece la mala calidad de la inversión como uno de los principales factores que limitan un crecimiento a largo plazo en la región de América Latina y el Caribe. Para superarlo, se requiere enfocarse en canalizar reformas específicas para mejorar la productividad. Lo que permitirá facilitar las bases para un crecimiento a largo plazo más rápido.

La existencia de bajas tasas de inversión en la región, y que han tenido altas tasas de interés real y altos diferenciales bancarios, sugieren -para esos casos- que el bajo ahorro y la deficiente intermediación financiera interna, pueden constituirse en limitantes. Esto puede sugerir que la principal limitación es, como consecuencia de  una falta de proyectos rentables, más que una escasez de fondos.

Puede que las Políticas Económicas y sus hacedores, sean los culpables…

Cuéntanos lo que piensas

A %d blogueros les gusta esto: