Experto concluye que la pandemia alteró ‘el sueño de las personas’

Con motivo del Día Mundial del Sueño, varias asociaciones aprovechan la ocasión para crear conciencia sobre la importancia del sueño durante la pandemia.

Por: Darren Lyn  – Anadolu

Randall Wright, neurólogo especializado en trastornos del sueño en el Hospital Metodista de Houston, afirmó que la pandemia cambió los patrones de sueño de las personas.

En declaraciones a la Agencia Anadolu, Wright expresó que, durante los confinamientos y cuarentenas, especialmente en las primeras etapas de la pandemia, las rutinas y hábitos de las personas se vieron afectadas porque la mayoría del mundo se quedó en casa viviendo con estrés y ansiedad.

“El insomnio fue realmente uno de los casos más grandes que vi durante el año de la pandemia”, dijo Wright y explicó que “la ansiedad y el estrés pueden producir insomnio”. “En realidad es una de las causas más comunes del insomnio”, agregó.

El neurólogo indicó que los ciclos del sueño se vieron severamente interrumpidos entre los adultos que trabajan desde sus salas de estar y cocinas, y los niños que atienden la escuela virtual desde sus dormitorios y sótanos.

“Durante la pandemia vimos muchas películas. Nos quedábamos despiertos hasta tarde y no respetábamos los límites porque no teníamos que despertarnos antes por el tráfico. Así que podíamos quedarnos despiertos hasta más tarde y despertarnos más tarde”, señaló el neurólogo.

Wright manifestó que esta es la oportunidad perfecta para enfatizar la importancia de dormir bien por la noche e indicó que del 30 al 35% de la población adulta estadounidense sufre de insomnio crónico.

Eso significa que un tercio de todos los adultos en EEUU duermen menos de cinco horas y media todas las noches, ya sea porque no pueden conciliar el sueño, se despiertan en medio de la noche o no pueden volver a dormirse una vez se despiertan.

“Dormir realmente es una parte importante de nuestras vidas”, dijo Wright y añadió que “si no dormimos, nos sentimos muy, muy mal”.

Según Wright, si no dormimos lo suficiente, “no podemos enfocarnos, no podemos concentrarnos, no podemos pensar con claridad, no podemos actuar”.
No obstante, Wright advierte que dormir solo no hará que alguien esté saludable y afirmó que la cantidad adecuada de sueño debe ir de la mano con una alimentación saludable, hacer suficiente ejercicio y cuidar la salud mental reduciendo el estrés y la ansiedad.

“Vas a dormir bien si los otros aspectos de tu vida están en orden”, aseguró Wright.

Según Wright, las personas de 10 a 18 años deberían dormir al menos ocho horas al día; entre 20 y 30 años, siete horas es un buen número, y para los mayores de 30 años se debe dormir al menos seis horas todos los días. “Si no dormimos, no sobrevivimos”, sentenció.

Mike Lammers, director de vuelo en el Centro Espacial Johnson de la NASA en Houston, también resaltó la importancia del sueño. “Tenemos personal en el centro de control de la misión las 24 horas al día, los siete días de la semana”, dijo.

Lammers mencionó que el trabajo de la NASA nunca termina, ya esté la tripulación en tierra, en el control de la misión, o en el espacio, se manejan proyectos multimillonarios como la Estación Espacial Internacional (ISS).

“Se requiere mucho trabajo de detalle, atención al detalle y agudeza mental tanto para los astronautas como para los controladores de vuelo a la hora de ejecutar los procedimientos y responder a las fallas potenciales en la nave espacial”, explicó Lammers.

“Se necesita que los astronautas duerman al menos ocho horas y media cada día”, agregó Paul Spana, del Centro Espacial de Houston.

Spana dijo que el sueño es crucial para los astronautas, quienes tienen una responsabilidad increíble sobre sus hombros para no cometer errores.

“En el espacio, el sueño es aún más importante debido a los riesgos que implica su trabajo”, señaló Spana. “Necesitan tener una mente clara para concentrarse a la hora de tomar muchas decisiones críticas durante una misión”.

El jugador de béisbol Randal Grichuk explicó, entre tanto, que el mejor descanso para su cuerpo es dormir más de ocho horas.

Grichuk intenta mantener el equilibrio perfecto entre sueño, nutrición, ejercicio y vivir una vida libre de estrés con su familia. “Mi esposa y yo nos aseguramos de descansar bien por la noche y estar bien recuperados para el entrenamiento”, sostuvo Grichuk.

“También bebo jugo de cereza todas las noches para ayudar a conciliar el sueño más rápido y recuperarme mejor”, agregó Grichuk.

El deportista afirmó que el sueño afecta el juego un 100% y subrayó la importancia de la recuperación. “Si estás bien descansado y recuperado, tu cuerpo estará físicamente listo para jugar al máximo nivel todos los días”.

En un deporte como el béisbol profesional, donde cada atleta está en la cima de su juego, Grichuk dijo que el sueño puede marcar la diferencia entre el éxito y el fracaso en el campo.

“Si los atletas no descansan bien por la noche o no duermen lo suficiente, pueden darse cuenta por su nivel de energía y porque sus cuerpos se sienten lentos”, explicó Grichuk.

Con motivo del Día Mundial del Sueño, varias asociaciones aprovechan la ocasión para crear conciencia sobre la importancia del sueño durante la pandemia. El lema de este año es “sueño de calidad, mente sana, mundo feliz”.

*Traducido por Daniel Gallego.

A %d blogueros les gusta esto: