“En las universidades del mundo se acepta que la edad de retiro directivo sea entre los 75 y 80 años”: Manuel Elkin Patarroyo

Como “un debate absurdo” calificó el científico colombiano que se ponga en tela de juicio la permanencia de la recién posesionada Rectora de la Universidad Nacional de Colombia (U.N.), profesora Dolly Montoya Castaño, por razones de su edad.

Para el reconocido inmunólogo no existe ninguna lógica “en que en una de las etapas más productivas de las personas –sobre todo en el mundo académico, que es a los 70 años de edad–, cuando todos hemos venido organizando escuelas de pensamiento y estamos educando gente capaz de adelantar los proyectos y mejorar el conocimiento universal –que es la función de la universidad–, a alguien se le ocurra insinuar que porque tiene 70 años ya debe retirarse”.

El científico explicó que si imperara esta lógica, él mismo tendría que retirarse a pesar de haberle producido a la Universidad 402 publicaciones mundiales de alto impacto, en desarrollo de la vacuna contra la malaria, simplemente porque ya tiene 71 años.

Patarroyo señaló que “en todas las universidades del mundo se acepta que la edad de retiro directivo sea alrededor de los 75 y 80 años”. Incluso reseñó casos de científicos que se pueden considerar como referentes universales, a quienes no se les ha desvinculado por su edad. “Por ejemplo a Rodolfo Llinás, en Nueva York, solo cuando cumplió los 80 años le pidieron considerar su retiro; Edmond J. Yunis es uno de los grandes genetistas del mundo, profesor de la Universidad de Harvard, y sigue asociado con la Universidad a los 89 años de edad”.

Agregó que dentro de sus maestros estuvo Maclyn McCarty, descubridor del ADN como transmisor de la herencia, quien se retiró de la Universidad Rockefeller de Nueva York a los 85 años.

El único cuestionamiento que el director del Instituto de Inmunología de Colombia admite en este contexto es por las cualidades intelectuales y ejecutivas de la persona. Sin embargo, en el caso de la Rectora, él considera que “ha sido una excelente científica –y quiero que lo recalque– fue la creadora de un instituto que está generando muy buenos resultados nacionales e internacionales; es una buena gestora. Por consiguiente, como Rectora va a ser una buena directora. En el Instituto de Biotecnología esta mujer ha mostrado ser una gran administradora con excelentes cualidades humanas, y además es una persona que conoce muy bien el medio”.

Por estas razones, en calidad tanto personal como de director del Instituto de Inmunología de Colombia, Manuel Elkin Patarroyo respaldó categóricamente a la científica Dolly Montoya Castaño.

Cuéntanos lo que piensas

A %d blogueros les gusta esto: