El premio Nobel de la Paz Denis Mukwege dimite de su puesto en la comisión de respuesta en Kivu Sur (RDC)

El doctor Denis Mukwege, ganador del Premio Nobel de la Paz, ha anunciado este miércoles su dimisión como vicepresidente de la comisión sanitaria que coordina la respuesta ante el coronavirus en la provincia de Kivu Sur citando «grandes dificultades» en la aplicación de la respuesta acordada por este organismo.

Mukwege ha señalado en un comunicado publicado por la Fundación Panzi en su página web que «tras dos meses de trabajo con apoyo de expertos nacionales e internacionales fue puesta en marcha una estrategia de respuesta» que ha permitido «contener la propagación» del coronavirus en la provincia durante «muchas semanas».

Sin embargo, ha apuntado a «grandes dificultades» que «han impedido aplicar de forma eficaz» esta estrategia, entre ellas la «imposibilidad» de contar con instalaciones que permitan «confirmar rápidamente» los diagnósticos, lo que ha provocado «retrasos de más de dos semanas» a la hora de recibir los resultados de las muestras enviadas a la capital, Kinshasa.

Mukwege ha resaltado que esto «ha supuesto un gran hándicap para la estrategia, fundamentada en hacer pruebas, identificar, aislar y tratar», al tiempo que ha apuntado a «una relajación de la smedidas de prevención por parte de la población, una negativa ante la realidad y la imposibilidad de hacer respetar las medidas de distanciamiento».

«La porosidad de nuestras fronteras y el retorno masivo de miles de compatriotas desde los países vecinos sin haber sido puestos en cuarentena han disminuido la eficacia de la estrategia», ha lamentado, antes de señalar además «debilidades organizativas y de coherencia entre los distintos equipos responsables de la respuesta a la pandemia en Kivu Sur».

Mukwege ha argumentado además que «a la vista del flujo de enfermos afectados por coronavirus en los hospitales de Bukavu, parece indudable que la enfermedad está presente en la ciudad» y ha añadido que se está «ante el inicio de una curva exponencial epidemiológica» y que «no se puede ya aplicar una estrategia que sería unicamente preventiva».

Por ello, ha anunciado que dimite en el seno del comité para «consagrarse totalmente» a sus responsabilidades en el Hospital de Panzi, si bien ha mostrado dispuesto a mantener su «contribución intelectual» contra la pandemia en la provincia.

«Ante esta prueba para nuestra población y para todos nosotros, estaré siempre del lado de la población y del gobernador de la provincia», ha remachado Mukwege en su comunicado.

Mukwege ha sido clave para ayudar a miles de pacientes gracias a la labor de su hospital en Bukavu (este). El personal del centro de Panzi ayuda a paliar las secuelas físicas y psicológicas de la violencia sexual contra las mujeres en un contexto de guerra.

Las autoridades congoleñas han confirmado hasta la fecha 4.259 casos de coronavirus, con 90 fallecidos, según datos facilitados por los Centros de África para el Control y la Prevención de Enfermedades (Africa CDC), dependientes de la Unión Africana (UA).

Cuéntanos lo que piensas

A %d blogueros les gusta esto: