El hoy de la Gobernanza y Gobernabilidad

Hasta hace poco el Gobierno asumía un rol de legitimidad de manejo, sobre la Sociedad y defensa de la Soberanía. Hoy, ese rol tiene mayor énfasis en la dirección de la sociedad.

Alfredo Oliveros. Egresado como Contador Público de: Universidad de la Rep. del Uruguay y Universidad de Buenos Aires (Argentina). Master en Economía Internacional de la Universidad de Belgrano (Argentina). Docente en Economía en distintas Universidades de América Latina. Contratado como asesor por distintos Gobiernos de América y asesor de distintos programas del BID (Banco Interamericano de Desarrollo)

Con gran frecuencia se tiende a usar de manera indistinta los términos de  gobernanza y gobernabilidad, la realidad es que tienen una connotación diferente. Gobernabilidad es la capacidad de un gobierno legítimo, con sus facultades y recursos, para dar respuesta  a las demandas sociales y asegurar: la estabilidad política, el desarrollo económico y la paz social.

La gobernanza, por su parte, es una nueva forma de gobernar que reconoce que los gobiernos no son capaces de dar respuestas a todas las demandas sociales y para ello necesitan de la cooperación de los diferentes sectores. Entre estos: el sector privado. Aquí radica la necesidad de establecer sinergias -como alianzas estratégicas-. donde los objetivos puedan lograrse a través de esfuerzos mancomunados.

Desde finales de la década de 1970, se percibió que la democracia no pasaba por su mejor momento, porque los gobiernos eran sobrecargados, con: democracias obesas, poca capacidad de respuesta, escasos recursos y sociedades ingobernables.

Esta es la tesis que plantea el informe “La Crisis de la Democracia: La gobernabilidad de las democracias”, de los autores Michel Crozier, Samuel P. Huntington y Joji Watanuki. . En este informe, los autores observaron el estado político de: Estados Unidos, Europa y Japón. Dice que en los Estados Unidos los problemas de gobernanza “provienen de un exceso de democracia” y, por lo tanto, abogan por “restablecer el prestigio y la autoridad de las instituciones del gobierno central”. Aunque conservó reservas en algunos aspectos

El referido informe sirve como un punto de referencia importante para los estudios que se centran en la crisis contemporánea de las democracias. Es necesario destacar que el término “gobernanza” se empezó a usar para  el papel del gobierno a raíz de los cambios sociales. El latinobarómetro del año 2016, nos dice que las demandas sociales sobrepasaban la capacidad de los gobiernos para atenderlos.
La dificultad para considerar a la demanda social, ante la complejidad de los problemas sociales, nos enseña que el gobierno, ya no puede atender la totalidad de estas exigencias. La gobernanza requiere una apertura de más espacios de participación social, adicionales a las instituciones democráticas del gobierno. Se requiere un involucramiento del sector privado, con inclusión y paridad. Se necesita más mujeres en la política, pero no solo en la política pasiva de militante, se requiere que tengan acceso a las candidaturas.

Antes el gobierno tenía un rol de legitimidad del ejercido sobre la sociedad y en defensa de la soberanía. Hoy, ese rol tiene mayor énfasis en la dirección de la sociedad  y menos en hacer, reflejando una creciente participación de los actores sociales en los procesos respectivos.  La gobernanza se propone como una nueva forma de tomar decisiones y de dirigir. De no hacerlo, se pueden generar enfrentamientos duros.

Cuéntanos lo que piensas

A %d blogueros les gusta esto: