El futuro robótico

Se está asistiendo al comienzo del desarrollo de lo que se denomina: “La 4ta. Revolución Industrial”.  Si bien aún no se sabe la velocidad que alcanzará y sus momentos. Por los resultados que se generarán, indudablemente, existirá un intento de Cambio.

Alfredo Oliveros. Egresado como Contador Público de: Universidad de la Rep. del Uruguay y Universidad de Buenos Aires (Argentina). Master en Economía Internacional de la Universidad de Belgrano (Argentina). Docente en Economía en distintas Universidades de América Latina. Contratado como asesor por distintos Gobiernos de América y asesor de distintos programas del BID (Banco Interamericano de Desarrollo)

Los antecedentes tienen un origen en el año 2014, en el que Jeremy Rifkin publicó su libro “La sociedad de costo marginal cero”, En el que expone un intento de transformación tecnológica., que involucrará  a gran parte del Mundo. Sea en los  sistemas de: producción, gobernanza  y administración. Lo hará  a través de la robótica y la internet, y con  su impacto en el ser humano, tanto en su carácter de consumidor como en la producción. Lo que implicará  la formulación de nuevas estrategias. Incluyendo  las referidas a los costos, tanto fijos como variables.

.En el libro antes referido, Rifkin plantea que las revoluciones industriales actúan sobre tres factores: Energía, Comunicaciones y Transporte. Detalla como surge el Internet de las “cosas”, como la convergencia de: Internet en los tres factores mencionados. El “internet de las cosas,  se trata de un espacio en el que la productividad se incrementa hasta tal punto que el coste marginal de producción de muchos bienes y servicios es prácticamente nulo, permitiendo que se puedan ofrecer de manera gratuita y que dejen de estar sometidos a las fuerzas del mercado. Pierde vigencia lo referido al precio.

Rifkin expresa que la economía de Internet requiere menos puestos de trabajo, ya que deben reestructurarse los Internet y no los hace crecer, sino lo contrario, ya que no  los usa. Respecto a la energía, se debe buscar un tipo más eficiente que las usadas hasta ahora. A lo que le debe agregar el uso de los materiales del entorno, lo que significará ahorro de transporte.

La estrategia económica está en: mejorar tecnologías para obtener costos marginales, como se dijo,  utilizando productos baratos y mejores. Las utilidades deben servir para amortizar los costos fijos. La misma metodología se aplicará al trabajo del ser humano. Centenares de millones de personas dejarán  de trabajar en la economía de mercado en “primera mitad del siglo XXI”. Aunque los robots y la internet serán los  protagonistas del cambio.

Mis comentarios: El futuro “Robot”, sustituyendo al actual “Trabajador”, puede implicar un fuerte impacto social y que hay que tener en cuenta. Ya están presagiando  ciertos efectos.  Por ejemplo, del punto de vista de recursos. En algunos lugares se está considerando ¿Qué tipo de tributo o impuesto, debe aplicarse al Robot? Ya que los Gobiernos actuales, para su funcionamiento, obtienen parte de  recursos de los trabajadores. Aunque inicialmente, si bien se eliminan puestos de trabajo, también se crearan otros, nuevos, en función de necesidades que puedan surgir. El cambio social será muy grande. En algunas de las futuras entregas se seguirá con estos temas.

Cuéntanos lo que piensas

A %d blogueros les gusta esto: